Verbena de pop y pólvora
Conciertos / Señores

Verbena de pop y pólvora

8 / 10
30-03-2015
Empresa — Girando Por Salas
Sala — Siroco, Madrid
Fotógrafo — Alfredo Arias
Concierto de Señores en la sala Siroco de Madrid - Foto Alfredo Arias

Concierto de Señores en la sala Siroco de Madrid - Foto Alfredo Arias

 

Noche de viernes en Siroco. Todo preparado para disfrutar de una nueva visita de Señores, que gracias a la plataforma Girando por Salas volvían a la capital con un nuevo 7'' bajo el brazo, “Verbena en la plaza del pueblo”. Un intento, nos contaba el guitarra Julen Martín, de trasladar la canción popular al indie. Primer acercamiento a la falta de pudor de la banda, a su vena costumbrista. Pero todavía no era el momento, pues sobre las diez de la noche, con poco más de media entrada en la sala y la consecuente comodidad para los allí presentes, saltaban al escenario los invitados de la noche. Cuzin, el trío formado por Jero Martín (bajo y voz), Manel Moreno (guitarra) y José Carlos Peña (batería), es una reciente formación surgida de grupos como Buena Esperanza o El Relevo Alemán, que tras un par de años girando sin disco presentan ahora un primer largo autoeditado, “Problemas épicos”.

La esencia de Cuzin, proyecto surgido de las circunstancias y sin excesiva premeditación, deriva inevitablemente de la suma de sus partes, pues de la intensidad melódica propia de Jero en Buena Esperanza, la contundencia a la guitarra de Manel y la dureza de José Carlos a la batería nace un nuevo sonido, intenso, entre el punk y el pop pesado y pasado de vueltas. Rabia bien filtrada que en breve podremos disfrutar en un vinilo de diez temas autoeditado. El trío ofrecía un concierto breve, que a pesar de algunos problemas de sonido supo mantener el nivel de intensidad, destacando canciones como “Perder es lo normal”, “Demasiado pánico” e incluso nuevas incorporaciones al repertorio, siempre entre textos en cierto modo crípticos que se mueven con soltura entre lo más íntimo y personal y el retrato social.

“Hoy soñé con gente normal con la que hablar, con sus neuras y kilos de más”. Llegaba la hora para los protagonistas de la noche, Señores, que daban comienzo a su concierto con este “Gente normal”, uno de los dos temas que conforman su nuevo corta duración. Certero reflejo del grupo en sí, en cuya propuesta importa básicamente la canción, nunca exenta de un barniz punk mucho más notorio en directo y de un toque de humor y humildad diferenciador y agradecido por sus seguidores, esos de las primeras filas que todas se las saben, y en los que el cariño es evidente. Desde Bilbao, el cuarteto ofrecía un directo potente, luminoso, con la cima mediado el setlist, donde enlazaban “El último vuelo del Concorde”, de su primer largo “Curso práctico de autoestima”, con “Mírame (los placeres me disfrutan)”, sin olvidar la excelente “Verbena en la plaza del pueblo”, prueba evidente de su progresión compositiva. A continuación, pequeño guiño a la música negra en “Felices facturas” y bailes confusos pero felices y desacomplejados por parte de Asier Goikoetxea, guitarra a la espalda, que dirigía a la banda hacía la última parte de un concierto que cerraban sin necesidad de bises, con “Carta de Amor” y “Vendedor de Enciclopedias”. Uno de esos conciertos reveladores y en familia, de parte de una banda que oposita con argumentos al siguiente nivel.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.