Sangre nueva
Conciertos / Guineu ...

Sangre nueva

7 / 10
Marta Ezquerra y Raquel Hidalgo — 24-11-2021
Fecha — 20 noviembre, 2021
Sala — Movistar Centre Barcelona, Barcelona
Fotógrafo — Archivo

Después de que las dos primeras finales de la segunda edición de Movistar + Rookies se celebrasen en Madrid, la tercera y cuarta aterrizaron en Barcelona este pasado fin de semana con seis artistas con potencial suficiente para hacernos pasar mucho más que un buen rato.

Eran las ocho de la tarde cuando los asistentes iban llegando al edificio de Movistar en el centro de Barcelona. La valenciana Jimena Amarillo se subía al escenario como encargada de dar el pistoletazo de salida de la jornada, acompañada por su peluche de South Park. Respaldándola estaban Irene –coros y teclados– y Pablo –programaciones y producción–. Juntos ofrecieron un concierto íntimo en el que Jimena compartió con el público todo ese torrente de sentimientos que se esconden tras sus canciones. La joven cantautora se movió entre el autotune y el acústico, desenvolviéndose con el público como cómplice en eso que ella misma define como “Indie y trap”. Brilló especialmente al interpretar “Resaca sentimental”, una canción “para cuando tu pareja ya no te quiere y tú sí”. Agradeció la buena acogida por parte de los asistentes que corearon canciones como su hit “Ni se nota”, con la que cerró su actuación. Amarillo fue la primera ganadora del Movistar + Rookies Barcelona.

Jimena Amarillo Movistar Rookies

A continuación, les tocó el turno a Naked Family. Los siete miembros de la banda madrileña, vestidos de riguroso blanco y con incienso incluido, se encajaron como pudieron en el escenario, haciendo espacio para sus múltiples instrumentos –desde un sitar a un violonchelo, pasando por los habituales en una banda pop rock–. Hicieron entrar al público en trance en lo que resultó ser toda una reivindicación de la psicodelia sesentera, salpicada por la influencia de King Crimson en lo más progresivo y de Ravi Shankar en lo más espiritual. Entre su repertorio tocaron “Oh dulce alegría”, una canción paradójicamente dedicada a la tristeza, y una muy efectiva versión del clásico “Low Rider” de War que el público bailó desinhibido.

Edu Requejo puso el broche final a una noche de música marcada por la buena sintonía entre los concursantes. El joven barcelonés no vino solo, con él estaban sus amigos y compañeros de banda Gerard a la guitarra, Jaime al teclado y Gabriel en la producción. El artista se manejó muy bien en la distancia corta, haciendo vibrar a los asistentes con las melodías relajadas y, sobre todo, con sus ritmos bailables, de los que ha dado buena cuenta en su reciente mini-álbum “Placas tectónicas”. Recuperó la calidez de las músicas tropicales y tradicionales a través de un filtro totalmente actual y moderno, y unas letras muy actuales. Sirva como ejemplo el aire caribeño de la casi recitada “Si me preguntan por ti”.

La segunda jornada del evento, celebrada el sábado 20 de noviembre, acogió a los grupos Carrera, Guineu y Anabel Lee. El espacio seguía manteniendo como protagonistas el escenario y la pantalla, únicos elementos que formaron parte de la decoración del recinto, bañados por luces de neón rojas y azules, muy en sintonía con los logos de las tres bandas.

El primer grupo en tirarse a la piscina, Carrera, consiguió hacer que el espacio se fuera llenando, a medida que progresaba su actuación. Sus cuatro integrantes lograron convencernos de su talento, además de invitarnos a sumarnos a su fiesta desde el primer minuto. Presentaban las canciones de su primer Ep, “Carrera”, un trabajo en el que las guitarras entre el indie rock y el post-punk son las principales protagonistas. Así sonaron desde la ruidista “Buscando un hueco”, que dejo a la vista la garra de su batería, hasta “Entre el pecho y la espalda”, dando por abierta una jornada más eléctrica que la anterior.

Por su parte, Guineu, o, en otras palabras, Aida G., se convirtió en la reina de la noche a base de poder y simpatía. Le resultó sencillo empatizar con el público, haciendo alguna que otra confesión. No sabemos si, tal y como comentó ella, “porque estaba con la regla”, o porque sus compañeros de escenario vestían, al igual que ella, prendas rojas, pero la pasión fue uno de los ingredientes del cóctel ofrecido. Hubo guiños a la serie “Sabrina, cosas de brujas” y hasta una versión del “Barca quemada” de Triángulo de Amor Bizarro en clave más intimista. En todo caso, los temas que tuvieron mejor acogida fueron “Ciència estranya”, “Darrera la finestra”, ambas de su disco “Forats negres”, y su hit “Putu any”. Guineu ha sido la segunda ganadora del Movistar + Rookies Barcelona.

Last but not least, Anabel Lee mantuvieron su esencia punk pop que mucho se ha comparado con Carolina Durante, pero que sigue a la búsqueda de sus propias directrices. Obviamente, no faltó su versión de “Enchochado de ti” de Don Patricio, que fue uno de los temas más relevantes de la noche, pero los catalanes no dejaron de combinar su agresividad melódica con su habitual cinismo lírico. Mantuvieron una interacción constante con el público, algo que la gente agradeció y que acabó siendo clave para rematar la sesión del sábado en lo más alto.

Anabel Lee Movistar

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.