Un año más se celebró en Irún la feria del cannabis Expogrow, una de las más importantes en la península. Este año se ha celebrado el 26, 27 y 28 de abril a diferencia de años anteriores que se venía celebrando a mediados de septiembre. Con un solo día de programación musical, que comparando con años anteriores se queda un poco pobre, se echó en falta sobre todo la jornada del viernes a la que ni siquiera el público tuvo acceso a los stands ni a la carpa montada en la explanada exterior, ya que fue dedicada exclusivamente a los profesionales del sector cannábico.

Así que fue el sábado 27 cuando nos acercamos hasta Ficoba, recinto ferial donde se viene celebrando esta fiesta del cannabis. A primera hora la afluencia de público iba llenando los tres pabellones llenos de stands y expositores de todo tipo de productos, semillas, etc. todo lo más innovador en el mercado.

Fuera en la parte exterior, una carpa con forma de huevo y bastante altura ocupaba la mayor parte del espacio, junto a ella bares y restaurantes con terrazas. El patio cubierto al lado de las terrazas albergaba el sound system de One More, desde Sitges, que montado y bien ajustado hacía vibrar al personal que se sentaba cerca y creó un fondo musical reggae, perfecto para la feria, vinilo por supuesto y buena selección de cortes hizo las delicias de un servidor por lo menos, creando ambiente en la zona al aire libre y durante toda la jornada. Antxon Sagardui se pasó por el set a eso de las 17h/18h de la tarde con una buena selección que incluyó algunas de sus producciones.

El único escenario, situado dentro de la carpa, empezó su actividad a las 20h de la tarde cuando Miguel Caamaño alias Don Cornelius, conocido locutor de Radio3 que conduce el programa Alma de León, abrió con un set de Dj haciendo sonar desde reggae, dancehall hasta hiphop, soul, etc … Tras él los iruneses Kulto Kultibo que vuelven a pisar el escenario de Expogrow, representando el hip-hop más desenfadado y divertido, presentaron su ultimo disco “La Esencia”(2019) y animaron al público calentando el ambiente, representando a los músicos locales en el cartel. Se echa en falta desde hace años más presencia de grupos cercanos a la Frontera…

Después del buen rollo de Kulto Kultibo, cambio de escena y los técnicos preparan el escenario para el concierto más esperado de la jornada: Emir Kusturica. Mientras se hace el cambio, me doy una vuelta por los bares y restaurantes, mucho público y muy buen ambiente a pesar de que la lluvia tímida empieza a caer, busco y encuentro la carpa de Soft Secrets que años anteriores nos han dado siempre una buena programación de reggae con buenos selectores y Dj’s, y descubro que este año no hay nada programado en ella, que pena!

Vuelvo a la carpa prácticamente llena hasta arriba, buen ambiente y la gente con ganas de disfrutar de Emir Kusturica & The Non Smoking Orchestra que no se hacen esperar y aparecen en la escena vestidos de mariachi y con grandes, muy grandes, sombreros mexicanos. Batería, guitarra, bajo, teclados, violín, acordeón, saxofón, trompeta y Kusturica (voz y a veces guitarra) completan la banda. Tocan la primera canción de esta guisa y al terminar se quitan los sombreros para no volver a ponerselos y de seguido la banda toca de fondo la banda sonora de la Pantera Rosa mientras Kusturica explica su trayectoria de 30 años de gira con un solo CD, si si! solo han editado un LP. Continua explicando que ahora están de gira presentando su segundo CD, increible no?

Esta jugada la repetirán en todo el concierto, tocando la pantera rosa de fondo para explicar la siguiente canción o interactuar con el publico, manteniendo un hilo musical continuo. En una de las primeras canciones, hicieron un guiño en forma de solo compartido entre el teclista y el trompetista a la melodía del Bolero de Ravel sobre su ritmo “unza unza”. Otra canción la empezaron con las notas míticas de “Shine on you crazy diamond” de Pink Floyd para dar un salto inesperado a una canción con bastante ritmo. A mitad del concierto se bajaron del escenario el guitarrista, violinista, trompetista y saxofonista liderados por Kusturica para darse un paseo entre el publico mientras se intercambiaban los solos en la canción, estuvieron un buen rato así y llegaron hasta el público más alejado del escenario para volver de nuevo y parar para tocar a apenas un metro de mi. Había un grupo de jóvenes justo detrás escuchando el concierto sentados en unas sillas (obviamente sin ver nada) y para su sorpresa la banda se paro enfrente suyo para dedicarles ese momento musical tan cercano, momento mágico. Vuelven al escenario y el saxofonista se marca un solo bastante loco y divertido mostrando su virtuosismo en el instrumento. Cabe destacar la calidad de los músicos, todos sin excepción a un altísimo nivel de ejecución, interpretación y virtuosismo sin perder gracia, cercanía y desparpajo. Tocaron una canción dedicada a la cerveza (de su ultimo CD), la cual está cantada en castellano.

El sonido fue bastante bueno aun escuchándose algún que otro acople al principio del concierto, en un momento Kusturica se vio con problemas para hacer sonar su guitarra, cosa que resolvió bastante bien porque enseguida se olvido de la guitarra y se puso a bailar y animar al publico el resto de la canción. En general fue un concierto bastante bien recibido por el público, muy dinámico y con un crescendo muy notorio al final. Caras de alegría entre el público asistente al acabar, eso lo dice todo.

De nuevo cambio de escena para preparar el último concierto de la jornada, esta vez sí es reggae: Danakil & The Baco All Stars. El público apretujado llena la carpa, que se ve más pequeña que otros años, ya que llueve a ratos fuera. 00:30 de la noche y sobre las nubes de humo cannábico arranca el concierto, Danakil la banda francesa comienza con su buen groove a descargar y el sonido es bueno, batería y bajo en su sitio, contundente, destacan los vientos: trombón y trompeta y el mítico cantante y productor Manjul a las percusiones. Como invitados y cantantes además del propio Balik que lidera desde el comienzo la banda, van apareciendo en escena Yaniss Odua, Natty Jean, Volodia, Brahim, Papa Style & Numan, cada uno con su estilo propio canta un tema y después van intercambiándose entre ellos, compartiendo estrofas, apoyos corales, etc.. un verdadero lujo sobre todo para el público francés que es mayoría entre la asistencia y conoce las canciones y entiende las letras, aunque algunos temas son cantados en inglés, como los que cantó Manjul con un gusto y una voz exquisitos, rastaman en estado puro, los pelos de punta la verdad.

Y durante dos horas y media pudimos disfrutar del mejor talento reggae en Francia, en un momento interpretaron la conocida versión de “Non, Je ne regrette rien” ó Rien de rien” de Edith Piaf que tanto sonó en su día y les sirvió de catapulta a nivel europeo e internacional, y el público entero coreábamos el estribillo, uno de los mejores momentos del concierto.

Hicieron las delicias del publico con temas Dancehall por Natty Jean y Yanis Odua sobre todo y otros mas new roots por Brahim y Balik contando con la colaboración del activo en la escena Manu Digital a los syntes y teclado/Sampler, Papa Style calentó al público con sus ráfagas explosivas de ragamuffin, fue todo un festival reggae con la banda de músicos sosteniendo a todos estos cantantes de primer nivel, todo un privilegio ya que no tienen más conciertos programados durante este año 2019. Me dio la sensación de haber visto varios conciertos en uno, muy intenso y un perfecto final de fiesta para el sábado en la Expogrow que a eso de las tres de la madrugada terminó con caras de felicidad entre el público.

El domingo, así como el viernes, no había programación musical anunciada, pero  el domingo por la tarde me topé por sorpresa con un concierto improvisado en el stand de Kannabia: se trataba ni mas ni menos que de Fernando el cantante de Reincidentes y Javi PPM, que a dúo, voz y guitarra, Fernando con la voz y pandereta y a veces guitarra eléctrica, y Javi con la guitarra acústica y coros, tocaron versiones de Ramones, Rolling Stones, U2, “Aleluya” de Leonard Cohen, La Polla Records, etc… Cancionero popular en formato de dúo con garra y descarado de regalo para los asistentes que paseaban y curioseaban entre los múltiples stands de productos cannabicos. Una buena guinda para un pastel de música, cannabis y buen rollo.