El pasado fin de semana se celebró en recinto ferial Ficoba de la localidad fronteriza de Irún la séptima edición de Expogrow, uno de los festivales más importantes en la industria del cannabis cuya asistencia ha sido enmarcada este año por un total de 15.000 visitas desde el día 14 hasta el 16 de septiembre y ha cumplido con la satisfacción del 90% de sus visitantes según datos de la organización. En esta edición han participado más de 600 marcas, alrededor de 2000 profesionales que han sellado la buscada identidad bussiness de esta feria, 161 empresas y 165 stands repartidos en 12.000m2 que convierten este evento cannabico en el más grande de Europa en superficie. La comunicación y las charlas también han estado presentes en Expogrow 2018 desde Cannabis Box Forum, un espacio de información y debate donde se han abordado numerosos ítems de especial relevancia en el universo cannabico.

La apuesta musical, como todos los años, ha sido uno de sus platos fuertes. Sin duda, la identidad de Expogrow está estrechamente relacionada con la música y por ello esta cita tiene una gran importancia para las y los amantes de esta enriquecedora sinergia. El viernes, la inauguración de la carpa circo que albergó las actuaciones principales fue responsabilidad del Dj Don Cornelius (foto superior) cuyas elegantes pinchadas amenizaron la primera hora de la zona exterior de la feria. El Dj trabajó con bases comerciales y estilo libre dentro de la esfera del drum&bass, reggae, ska, dubstep y demás sucedáneos en contacto con la identidad de Expogrow. En todo momento, la atmósfera estuvo fusionada por el aroma de indicas y sativas que subrayaron la política de esta feria/ festival. Don Cornelius hacía llamadas a la fraternidad apelando a todas y todos los “fumetas” y se creó un ambiente muy cómodo.

El siguiente turno fue para los portugueses Kumpania Algazarra (foto inferior) que venían encorsetados con un backline muy sugerente y unas influencias rítmicas que viajaron entre la música balcánica, el afrobeat, punk, fusiones latinas, ska, klezmer y muy buena onda por parte de todos sus componentes. Ellos pusieron al público en vereda y he de mencionar las familiares gafas de sol del frontman/vocalista/saxo/guitarra y el inevitable recuerdo constante a “Olga”Algar de Toy Dolls. Casi todos los músicos y las músicas (en los dos días, solo vimos una mujer encima del escenario) destacaron por sus cualidades multi instrumentistas. Terminado el bolo, se procedió a la entrega de premios de la copa cannabica Expogrow.

Desde Cádiz, con alma garrapatera y un espectáculo brutal, llegó el turno de El Canijo de Jerez (foto inferior), una de las actuaciones más movidas, divertidas y entregadas de la jornada. La banda de Marcos del Ojo se marcó un bolo cargado de recuerdos a su anterior banda Los Delinqüentes. Sonaron “Después”, “El aire de la calle” y otros temas de su trabajo en solitario como “Volar sin alas” o “Sueña”, incluidos en su último disco. El público estaba entregado y no se dejaron un tema sin corear. Hasta dos veces se lanzó el Canijo al público y fue aupado por todo el personal. La complicidad era máxima y esto siempre se agradece en los conciertos. Los músicos (excelentes) tuvieron que pelear con incesantes fallos técnicos. Un miembro del Staff fue un componente más de la banda por sus repetidas apariciones en el escenario para calibrar las guitarras, micros y demás necesidades técnicas.


El cierre de la primera jornada del festival de música de Expogrow sufrió un cambio que anunciaron desde su página web y finalmente corrió a cargo de la agrupación francesa Deluxe (foto inferior) que movieron bastante al público. Con un outfit desconcertante (una mezcla de toreros, Beatles en su etapa más psicodélica y personajes de circo salpicados de charlestón) nos deleitaron con un directo arrollador y de calidad. Su vocalista repasó numerosos registros vocales y los músicos encumbraron el espectáculo con llamativos cambios de instrumentos, energía, coreografías e implicación por mover al público. Sonaron temas de su último trabajo “Estachelight” (2016) como “Superman” y “Shoes” que quedaron muy bien enmarcados dentro de una fantástica gama de sonidos groove, funky y sound system.

Paralelamente, hubo pinchadas en dos puntos del festival que no pararon de funcionar: una de ellas, la zona Monkey Dub Corner que estaba encorsetada en la cultura rave con sus buenos bafles para quienes quisieran sentir la música de una manera más directa. Era una zona pequeñita pegada a multitud de mesas de madera que sirvieron de comedor por lo que aquello terminó siendo un food & chill-dub corner con musica reggae, roots y sound system de la mano de GudariDub, Natx Steppa, Psygroo (chill- psydub), Reborn Sound System y OneMore Sound System. La zona vip estaba organizada por la revista on line especializada Soft Secrets y solo podías acceder con pulsera vip que la empresa se encargó de repartir. En aquella pequeña carpa se congregaron los ejecutivos e important persons del cannabis pero no fue algo fuera de lo normal. Un toque elitista por parte de Expogrow.

El sábado 15 la jornada fue diferente y singular. Las instalaciones de la feria estaban abarrotadas de personas con un claro afán de networking, profesionales del mundo del cannabis, amantes de la marihuana, curiosas y curiosos que probaron todo tipo de productos. Semillas, extractores de THC, golosinas, hummus de todo tipo, abonos fortificantes, ropa, suvenires, productos de ocultación, armarios hidropónicos, focos de crecimiento, papel, grinders, bongs, pipas, licores, vaporizadores, cerveza, biocombustible, libros… Si eres amante del cannabis, esta cita es fundamental para tu crecimiento personal y profesional.

Los comienzos siempre fueron duros y las primeras horas en el festival de música tanto del viernes como del sábado en Expogrow cumplieron dicha norma. El productor y Dj Victor Santana (foto superior), con todo el flow, fue el encargado de sembrar el ritmo de calentamiento del sábado. Después llegó el turno de España Circo Este (foto inferior), un conjunto italiano que le costó, pero consiguió mover al público con un ritmo que se movía entre el punk, el rock y el folklore a lo que ellos llamaban tango punk. También multi instrumentistas, esta banda sonó muy acertada y fue inevitable recordar a Mano Negra o incluso a Manu Chao cuando les escuchamos el repertorio.

Con demasiado espacio entre bolo y bolo, llegó el turno de la espectacular formación del músico nigeriano Bombino (foto inferior), uno de los representantes actuales de las músicas del Tuareg. Lleva el alma del pueblo del Sahara en el sonido tishumaren en los que la tradición musical se fusiona con blues y pequeños toques de rock. Los músicos tocaban instrumentos de cuerda de gran calibre, una autentica pasada. Los riffs electizantes sonaban al compás de la coreografía pausada de los músicos en una constante rítmica fluida por los cortes de compás de la música africana que marcaba la batería. Hay que destacar la actitud misteriosa del intérprete nigeriano que le costaba mirar al público y eso irradió humildad y ternura. Sin duda, esta fue una nota necesaria para Expogrow por su calidad y por el enfoque multicultural y cualitativo del bolo. Repasaron temas de su último trabajo “Deran” (2018) y también de sus anteriores discos. Según datos de la organización, esta actuación fue una de las más valoradas y disfrutadas por el público.

Nuevamente, con un gran espacio de tiempo entre bolo y bolo, llego el turno del rapero Demi Portion (foto inferior), aclamadísimo por el público francés. Estuvo acompañado en el escenario por Dj Rolxx y los vocalistas Mono y Sprinter y dieron un espectáculo muy fluido con unas bases preciosas entre las que sonaron algunos temas de su último disco “Super Héros” (2018) como el homónimo “Super Héros” o “Salam”. Los músicos respondieron muy bien a un público enardecido y prometieron decir algunas palabras en español pero no se dio el caso. Tampoco hizo falta. Esta formación desprendía un espíritu muy similar a la banda de Bombino en cuanto a humildad, conexión con el público y contenido reivindicativo de sus letras. Portion agradeció en todo momento el estar allí (traduzco lo que pude captar con mi limitado francés) y su cara reflejaba una felicidad y entrega absoluta a su trabajo.

El domingo la música siguió sonando durante todo el día gracias a las pinchadas en la Monkey Dub Corner y en Soft Secrets´Vip Party. Este ha sido un gran plan para el fin de semana y para enriquecer los conocimientos sobre la cultura cannabica que nunca deja de sorprendernos en cuanto a evolución y pasión por parte de sus grandes aliados.