Mantras entre el ruido y el suelo
Conciertos / Derby Motoreta’s Burrito Kachimba

Mantras entre el ruido y el suelo

8 / 10
Isaïes Albert — 30-04-2021
Empresa — Primavera Sound
Fecha — 29 abril, 2021
Sala — Teatre Coliseum / Barcelona
Fotógrafo — Anna RJ Sinclair

Han pasado apenas unos días desde la publicación de Hilo Negro, el segundo álbum de Derby Motoreta’s Burrito Cachimba y, tras lo visto ayer, el repertorio está ya integrado con total naturalidad en el directo de la banda sevillana. Había ganas de verles nuevamente. La sensación de euforia del público saltaba a la vista desde que abrireron el concierto con “The New Gizz”, haciendo creer que se iban a acordar casi más de su primer trabajo que del nuevo. Falsa alarma. Solo resulta que es un genial y atemporal tema para empezar a desprender la intensidad de la que pueden presumir en el escenario. Tras esta obertura se abrió la veda con una buena tirada de las nuevas canciones. Empezaban con “Porselana Teeth” para seguir con una atractiva “Caño cojo”, canción con la que juegan en directo para gustarse.

Con “El Valle”, el público ya no pudo evitar venirse arriba y levantarse de la butaca. Ese inicio con la batería encadenada con la guitarra sitarística infunde la energía necesaria para acabarte de engullir en su directo. Se sucedieron “RGTQ” y “La Cueva”, con mantras e hipnóticas secciones instrumentales. Pero el primer punto de inflexión hasta ese momento fue “Gitana”, uno de los grandes temas de su segundo trabajo y que sirve al grupo para recrearse en sus cambios de ritmo e intensidad. En esta ocasión, por lo menos el estar sentados pudo servir para observar cómo había espectadores que se desbordaban varias veces de su localidad.

Dandy Piranha, voz de la banda, se lanzaba por los suelos mientras otros músicos preferían dar saltos desenfrenados o echarse unos más que curiosos bailoteos. Así se iban sumando “Turbocamello” y “La piedra de Sharon”, tema de vuelta a su primer álbum. La banda mandó a descansar al público con las dos partes de “Somnium Igni”, pieza dividida en dos fragmentos en cada uno de los discos, pero que ejecutan conjuntamente en el que fue seguramente el mejor momento de todo el concierto. El descanso que provocó ésta sirvió para darse un respiro y encarar una segunda parte del concierto variando los temas de ambos discos. “Aliento de dragón” rompía el hielo tras unos ruidosos instantes con el escenario vacío. A estas alturas ya los artistas aparecían totalmente desatados y se dispusieron a acabar lo que quedaba de setlist con apoteosis final en casi cada tema. La crecida era ya más que evidente.

“Dámela” y “13 monos” eran los dos últimos temas nuevos que quedaban por ejecutar. En esos momentos de éxtasis, hasta el teclista se atrevió a abandonar su posición y acompañar al resto de músicos en primera fila mientras jaleaba a los allí presentes. Todo una muestra de las ganas que seguramente tendría toda la banda por ver a su público desatado en otras condiciones. “Samrkanda” fue la canción elegida para rematar esta parte de la actuación.

Otro ruidoso espacio dejó de nuevo el escenario desierto. Tras unos instantes, los motoretas volvían a la carga diciendo “nos vamos a acordar ahora del califa”. De esta forma introducían la “Nana del caballo grande”, single que no pertenece a ninguno de los discos pero que no impide seguir la fiesta exótica que proponen estos chicos.

La cita tuvo su punto final con el grito colectivo “Sig na geg no, sig nag nag se”, lo que presagiaba el inicio de “El salto del gitano”. Quizá el tema más adecuado para que Dandy pusiera el micro encarado al público para cantar en conjunto el estribillo. Su coreable y repentino final sirvió para concluir una energética pero contenida cita en el Coliseum, en la que faltó poder desatarse por completo al viaje psicotrópico de una banda que cumplió con su parte.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.