Amparanoia
Conciertos / Amparanoia

Amparanoia

1 / 10
Redacción — 18-10-2008
Empresa — Espacio Movistar
Fotógrafo — Archivo

Comunicación, entrega, mucha emotividad y también fiesta en la despedida de Amparanoia de la ciudad de Barcelona. Atrás quedan doce años, seis discos más un doble CD-DVD en directo, muchos amigos, recuerdos y una, por lo menos, brillante pagina en la historia de la música de este país. Lo cierto es que, desde que se anunció la retirada de este proyecto para que Amparo Sánchez tomara otro rumbo musical, le empezaron a llover ofertas de presentación en ciudades, salas, festivales... todo el mundo quería despedirse de ella. Y lo ha hecho con una de sus mejores bandas de cómplices y amigos: Jordi Mestres (bajo), Daniel Tejedor (batería y cajón), José Alberto Varona (trompeta), Vesselin Kountchev (viola), Thomas Rundqvist (guitarra), Lázaro Ordóñez (trombón), Néstor Gutiérrez (percusión) y Oscar Ferret (piano). Todos ellos le han acompañado sobresalientemente en este “Bye Bye Tour” que ha sumado más de cincuenta conciertos, no sólo en España, sino también en Marruecos, Grecia, Noruega, Francia, Alemania, Holanda, Bélgica, Argentina o cuatro fechas en su México querido, donde el 8 de noviembre hará su despedida definitiva. Barcelona es una ciudad talismán para Amparo, y aunque el Espacio Movistar quizá no era el lugar que muchos de sus fans hubieran elegido para ese último concierto, las más de mil personas que acudieron se entregaron sin vacilación (hay que decir que este tour ya había pasado por la ciudad y alrededores tres veces anteriormente). Pero ese día la sensibilidad estaba a flor de piel. Desde el inicio, con “Caravane”, ya se adivinó que iba a ser algo especial. A partir de ahí el repertorio de grandes éxitos no dejó descansar los pies ni las gargantas del público, sobre todo el femenino, que coreaba cada una de las canciones. “En la noche”, “La vida te da”, “Que te den”, “La fiesta” y muchos más, forman parte ya de la música popular de este siglo y sonaron mejor que nunca. Tras más de una hora la retirada se produjo con “La semana”, pero volvió con el bolero de “Tiempo pa mi”. Después el cubafricano “Sacaron agua” (que animó a su hijo Mario a salir a bailar) y “Ella baila bembe” que –no podía ser de otra manera- dejó a todo el mundo bailando. Segundo bis con “Somnis”, su tema en catalán, “Hacer dinero”, “El destino” y el legendario “Buen rollito” que acabó con Amparo sin poder aguantar la “malegria” de unas lagrimas que brotaban a borbotones de sus ojos. En total fueron más de dos horas de comunión total con ese público que tanto la quiere. Ahora sí que parece definitivo que se acabó esa sabrosa mezcla de rumba, ska, bolero, latin, reggae, balkan o mex junto a esas comprometidas letras que la hicieron única. Aunque como ella misma dijo: “cuando algo se acaba algo nuevo comienza”. Le deseamos lo mejor y allí estaremos para disfrutarlo.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.