Cumpleaños indie
Conciertos / Juárez ...

Cumpleaños indie

8 / 10
Jon Pagola — 24-05-2021
Empresa — Nordika producciones
Fecha — 22 mayo, 2021
Sala — Intxaurrondo Kultur Etxea, Donostia
Fotógrafo — Lur Usabiaga

El décimo aniversario de la promotora Nordika Producciones llega en una coyuntura delicada para la música en directo. Lo mismo se puede decir del pop de guitarras, que ha visto cómo en los últimos años se ha visto desplazado por el huracán de sonidos urbanos que toman el pulso a la juventud actual. Nordika se mueve a contracorriente, sigue a lo suyo sin importarle demasiado lo que está más de moda, y eso le hace especial. En su apuesta por el formato rock de toda la vida, decidió programar en una fecha tan señalada a dos grupos tan interesantes como complementarios, que abordan las canciones desde primas diferentes.

El quinteto pamplonica Juárez vive el mejor momento de su carrera. "Entre palmeras" es el disco que todos esperábamos de ellos y que parecía que no terminaba de llegar: oscuro y adictivo, el ruido y las melodías se dan de la mano en una incontestable colección de canciones. Su concierto fue una especie de celebración de la distorsión guitarrera, sobre todo al principio y al final. Empezaron con la hipnótica “La guerra de los mundos”, 8 minutos que podrían haberse alargado otros 8 más como en los directos de Wooden Shijps. El círculo se cerró cuando decidieron bañarse en un océano 90s de indie-rock, primero con “El mar” y ya luego poniendo toda la carne en el asador en el cierre de “Entre palmeras”. Si este tema lo hubiera firmado Triángulo de Amor Bizarro estaría sonando todo el día en Radio 3.

Volcados en su último álbum, apenas hubo tiempo para rescatar algunas de sus antiguas canciones (“No me importa”, “La muerte de O-Ren Ishii”, “Sistema solar”) y los navarros presentaron una nueva canción, adelanto de lo que será su próximo trabajo. ¿Qué fue lo mejor? ¿El encanto pop de “Champagne francés”? ¿El nervio psicodélico de “El sol en movimiento”? Tal vez, el mayor halago es que la hora justita de concierto pasó en un suspiro.

Su joven cantante salió con la camiseta de la serie The end of the fuc***in world dispuesto a comerse el mundo después de haberse pasado, dijeron, una larga temporada tocando en su local de Astigarraga. Impacto Vudú (antes Indian Feathers) tienen el descaro, la frescura y la simpatía necesarias para pasear por los escenarios de todo el Estado sus canciones de veinteañero contemporáneo. Cuando les surge algún problemilla con el sonido no se ponen nerviosos o insolentes, sino que sonríen y le dan instrucciones al técnico con desparpajo y naturalidad.

Los donostiarras van al grano. Cantan alto y fuerte y hablan de Instagram, -¡cómo no!- y de historias de (des)amor cotidianas como la de “Líneas tangenciales”. A primera vista, al cuarteto pop-punk se le puede emparentar en la corriente de grupos que siguen la exitosa estela de Carolina Durante, Cala Vento o Mujeres. Ya veremos por dónde evolucionan. Van sobrados de actitud, son competentes y si no llega el final del p*** mundo y las guitarras siguen abriéndose camino, pueden tener su hueco en el circuito indie.

 

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.