Garra
Cine - Series / Jeremiah Zagar

Garra

7 / 10
Luis de la Iglesia — 30-06-2022
Empresa — Netflix
Fotógrafo — Cartel de la película

Adam Sandler está en mejor forma que nunca. Después de crearse una casi irreparable imagen a través de años y años de comedias románticas, facilonas, descerebradas –aunque taquilleras– y que pedían a gritos arrinconarse, en 2002 le vimos en la fantástica “Punch-Drunk Love” de Paul Thomas Anderson y nuestra perspectiva cambió. Sandler le daba un golpe de timón a su carrera, algo que se confirmó –sin que por ello haya abandonado las comedias– con la potente “Diamantes en bruto” (“Uncut Gems”, 19) de los hermanos Safdie. Ahora, esta nueva vida se afianza con “Garra” (“Hustle”, 22) de Jeremiah Zagar, una película sobre baloncesto, familia y perdedores que luchan por sus sueños.

Como un reflejo de su carrera actoral, Stanley Sugerman (interpretado por Sandler) se esfuerza en romper con el personaje que se ha creado en el mundo del básquet y ganarse el respeto por ser un buen actor… quiero decir, un buen entrenador. Porque de eso trata la película, de personas que, contra todo pronóstico, consiguen lo que merecen.

No obstante, no se trata de una película para que Adam Sandler se suba al podio de los actores que han resucitado sus carreras, ya que realmente estamoas ante una sincera carta de amor hacia el deporte. De ahí la cantidad ingente de baloncestistas profesionales que han participado en este largometraje, así como de caras de la industria entre las que hay que hacer mención especial al coprotagonista Bo Cruz, interpretado por Juancho Hernangomez. No muestra unas dotes actorales increíbles, pero se hace querer y funciona perfectamente al lado de Sandler, entrando así en universo de esas típicas películas de entrenadores y underdogs que se enfrentan a la vida con todo en contra. La lista podría ser eterna, desde “Rocky” (76) a “King Richard” (21), sin embargo “Garra” presenta una estructura narrativa eficazmente planteada en la que todos los elementos están trazados con mimo para que cobren sentido a medida que avanza la historia.

Así que, a modo de resumen, podemos apuntar que “Garra” es un regalo para todos los amantes del básquet, pero también se suma a esa larga lista de películas motivacionales que nos pueden reconfortar en esos momentos en los que nos vemos superados por nuestro entorno. Y recordemos que hay cierta metanarrativa en el filme. No son solo Bo Cruz y Stanley Sugerman quienes quieren alcanzar la cima después de la caída, sino que resulta sencillo establecer paralelismos con la necesidad de Sandler de afianzarse como un artista con mucho que ofrecer.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.