Los estadounidenses The Offspring son el principal cabeza de cartel del Weekend Beach Festival, que se llevará a cabo los días 4 a 7 de julio en Torre del Mar (Málaga). Aprovechando la ocasión, charlamos con su guitarrista, Noodles, sobre algunos discos que le han marcado.

¿Podrías descubrirnos un disco que descubriste gracias a tus padres y que todavía te encanta?
Mi padre tenía el vinilo de Bridge Over Troubled Water de Simon And Garfunkel. Ya de adulto empecé a coleccionar todo su material y me he convertido en un verdadero adorador de sus harmonías.

Ahora me gustaría saber cuál fue el primer disco que te hizo soñar con ser estrella del punk rock, si es que tienes uno claro.
Hay muchos discos que me hicieron soñar con ser músico, pero si hay uno que tenga en un lugar especial es el primer disco de Ramones. Tiene mucha energía y grandes canciones, y al mismo tiempo es preciosamente simple. Además es divertidísimo para cantar todas las canciones.

Hablemos ahora de The Offspring en conjunto. Cuando empezasteis como banda, ¿qué disco fue una referencia real y una influencia para vosotros?
Pues ese disco sería “Dance With Me” de T.S.O.L., sin duda. Es nuestra mayor influencia compartida de aquellos días. Grandes canciones, gran sonido y mucha clase. Dexter y yo volamos fuera de la ciudad para poder verles tocar este disco completo. Y fue increíble.

Imagino que tienes infinidad de discos que no tienen nada que ver con el punk o el hardcore. ¿Podrías decirme uno de esos que suele considerarse un “guilty pleasure” y que te guste mucho?
No me siento culpable por el hecho de que me guste, pero me gusta ese grupo llamado Steam Powered Giraffe. Son un trío de San Diego que empezaron siendo músicos callejeros y que han trabajado hasta llegar a tocar en salas, lo cual encaja porque en realidad es un grupo muy teatral. No sé exactamente como describir su música, pero es muy divertida y creada con un montón de armonías.

Pasemos ahora a la actualidad. ¿Cuál es el último disco que has escuchado y que te encanta?
Pues te diré el último disco de The Bronx. Es una de mis bandas favoritas de ahora mismo y este disco es todo lo que tenía la esperanza que fuera.

Hace muchos años, después de una entrevista con nosotros, empezásteis a bromear con aquella frase de “you suck in Spain”. ¿Seguís usando la broma o ya nadie la recuerda?
La verdad es que tuvimos bastantes malas críticas a finales de los noventa, lo cual posiblemente merecíamos en aquel momento, pero desde entonces hemos girado mucho y te diría que algunos de nuestros mejores conciertos europeos han sido en España. Nuestros fans de allí son fantásticos y tienen mucha energía. Muchas gracias y mucho amor para absolutamente cada uno de ellos y ellas.