Los discos de mi vida por David González (Cobra)
Especiales / Cobra ...

Los discos de mi vida por David González (Cobra)

Zarata — 19-01-2021
Fotógrafo — Gaizka Peñafiel

El músico bizkaitarra David Gonzalez, en sus 25 años de trayectoria, ha dejado su impronta en bandas de la talla de PI L.T., Berri Txarrak o Cobra. Con estos últimos, firmó en 2020 su flamante quinto trabajo, “FYRE”.

Hoy nos presenta la selección de discos imprescindibles en su vida. Sobre el criterio de su selección, David nos cuenta lo siguiente: “Teniendo en cuenta que crecí en los 90, he procurado dejar de lado (casi) todos esos discos que marcaron esa década dorada y que formarían parte de cualquier lista que se precie. Por eso he intentando hacer una selección que resulte algo más interesante y menos obvia. Los discos están cronológicamente ordenados, desde finales de los 80 hasta la actualidad”.

Estos sos los 10 discos elegidos:

METALLICA “Master Of Puppets” (Elektra Records, 1986)
Cliff Burton. Fue uno de los primeros discos que escuché cuando empecé a adentrarme en el rock y uno de los motivos por el cual el primer instrumento que entró en casa fue el bajo. Un disco lleno de clásicos para la posteridad. Cliff fue uno de los grandes, su estilo era único y con una clara influencia en la música clásica. Tenía técnica, presencia escénica y una sensibilidad especial a la hora de componer. Este disco forma parte del ABC del rock y parte de culpa la tuvo él dejando tras de sí un gran legado.

 

KORN “Korn” (Inmortal/Epic Records, 1994)
Nunca olvidaré la primera vez que los escuché. Fue en un programa de la MTV (Headbangers Ball´s) cuando emitieron el video de “Blind”. Cinco tíos con rastas vestidos con chandal reventando el escenario. Guitarras de 7 cuerdas riffeando sobre unas bases rítmicas llenas de groove. El resto es historia… muchos de los que vivimos los 90 en la adolescencia fuimos victimas del famoso Nü Metal y la auto parodia en la que posteriormente se convirtió, pero este disco transciende mas allá, no tiene nada que ver con todo eso. Quien me diría a mí que años más tarde iba a grabar dos discos con su productor Ross Robinson. Me contó muchas cosas sobre este disco, entre otras que tardaron casi 10 años en gestarlo y que la idea del plato Ride del comienzo de “Blind” (y también del comienzo del disco, vaya arranque!!) fue suya.

 

FAITH NO MORE “King for a Day… Fool for a Lifetime” (Slash Records, 1995)
Mi disco favorito, al que acudo de manera habitual e incansable desde el primer día que lo escuché. Junto con “Angel dust” lo mejor de su discografía pero el ejercicio estilístico en este disco me voló la cabeza. Desde el soul de “Evidence” o la bossanova de “Caralho Voador” hasta la cañera “Cuckoo for Caca”, un abanico de estilos en un sólo disco que encajan a la perfección consiguiendo un resultado coherente y sólido por partes iguales. Billy Gould es uno de mis bajistas favoritos y este disco es un claro ejemplo del por qué. Capacidad compositiva y sobre todo mucha personalidad en sus líneas de bajo y en su sonido. Me pilló con 15 años, recién empezaba a tocar y me marcó para siempre convirtiéndose en un referente para mí.

 

PI L.T. “3” (Esan Ozenki, 1999)
Atemporales, innovadores e irrepetibles. PI L.T. son una pieza muy importante en mi trayectoria como músico. Con el “Denbora” demostraron estar un paso por delante de la escena de entonces y luego llegó “3”, mi disco favorito. Recuerdo visitarles en el estudio cuando estaban grabándolo y más tarde verles en directo y alucinar pensando en lo mucho que me gustaría estar ahí arriba… Años más tarde me invitaron a formar parte del grupo y todo cambió para mí. Desde entonces somos amigos. Una de las cosas que más me gusta de la música es cuando descubres que, detrás de esa banda tan importante para ti, hay gente que vale más que sus propias canciones.

 

BOTCH “We Are The Romans” (Hydra Head, 1999)
Para mi el mejor disco de metal/math/hard core (o como queráis llamarlo, me da igual…) que se ha hecho hasta ahora. Se dice que las tensiones entre los miembros durante el proceso de grabación de este disco fueron las culpables de su disolución años mas tarde. Un disco complejo y redondo por partes iguales, lleno de composiciones y riffs enrevesados que desembocan en canciones sólidas con una energía apabullante. We are the Romans formó parte de mi banda sonora en la Universidad. Estuve a punto de verlos en directo al lado de casa y no pudo ser, pincharon y no llegaron a tiempo a la sala… desde entonces vivo con esa pena!

 

FANTOMAS “Director’s Cut” (Ipecac Recordings, 2001)
Versiones de bandas sonoras de cine compuestas de manera magistral y única por el inigualable Mike Patton e interpretadas por una formación de diez; Dunn, Osborne y Lombardo. Su disco más accesible y posiblemente el mejor de su discografía. Tuve la suerte de verles en la Sala Jam (Bergara) presentando este disco en directo y fue una absoluta bestialidad. Posiblemente de los mejores conciertos que he presenciado en mi vida.

 

CROWBAR “Odd Fellows Rest” (Indieblu Music, 2003)
“Odd Fellow Rest” formó parte de mi juventud, su atmosfera melancólica y emotiva mezclada con la fuerza de sus composiciones y esa cadencia lenta que envuelve todo el disco me cautivó, me encantaba deprimirme escuchándoles. Siempre ha sido un grupo referencia en todos mis proyectos. Kirk Windstein es el amo y señor de los riffs, no hay nadie que domine este noble arte como él. Con haber escrito algún riff la mitad de bueno que él, me doy por satisfecho.

 

EGON SODA “Egon Soda” (Cydonia Records, 2008)
Una de mis bandas favoritas. Su primer disco me partió en dos, me quedé completamente enamorado de la simpleza y naturalidad que desprende. Me pasó algo parecido con “For Emma, Forever Ago” de Bon Iver… No sonará ni tendrá la producción y ambición de sus discos posteriores pero tal vez eso fue lo que me atrapó y me tocó de lleno. Transmite cierto punto casual y da la sensación de estar más cerca de una demo que de un disco pero tiene unas canciones y unas letras increíblemente geniales. Ferrán es uno de mis letristas favoritos y Ricky un bajista y músico al que admiro mucho. Más tarde se convirtieron en mis amigos y eso no hizo más que elevar mi devoción por esta banda.

 

THE BRONX “IV” (ATO Records, 2013)
Junto con su primer disco, mi favorito. De fácil escucha y con ningún tema de relleno, algo que me parece muy importante y difícil de conseguir en un disco. Repleto de canciones redondas, sólidas y con una mezcla entre punk, rock y melodía muy bien equilibrada. Me encantan las líneas de voz de Matt Caughthran. Un disco que he utilizado a modo de referencia e inspiración cuando nos planteamos hacer Fyre, el disco nuevo de COBRA.

MANCHESTER ORCHESTRA “A Black Mile To The Surface” (Loma Vista Recordings, 2017)
Es una de mis bandas fetiche ahora mismo. Caminan entre la intensidad y la sutileza de manera magistral de la mano de Andy Hull, su principal compositor y c  antante. Me encantan todos sus discos, no sabría con cuál quedarme… Elijo este porque fue el primero que escuche y con el que me adentré por completo en su universo. Me costó pillarles el punto ya que pasaron por delante de mí en varias ocasiones y nunca captaron mi atención. Un día me crucé con un directo en YouTube (Austin City Limits 2018) y me quedé a cuadros con la energía que desprenden encima de un escenario. Ahí empezó todo… desde entonces los escucho a menudo y no paro de descubrir cosas increíbles en sus discos.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.