Lennon y Almería, medio siglo de idilio
Especiales / John Lennon

Lennon y Almería, medio siglo de idilio

Víctor Martínez — 07-10-2016

Diversos actos, conferencias y conciertos celebran del 7 al 9 de octubre medio siglo de idilio entre Lennon y Almería. Cincuenta años después “Strawberry Fields Forever” sigue cautivando a músicos y aficionados de este siglo que reconstruyen aquella historia de película.

Ocurrió hace cincuenta años, en Almería. Donde John Lennon fue el soldado Gripweed durante seis semanas. Se trataba del rodaje de ‘Cómo gané la guerra’, alegato antibélico dirigido por Richard Lester que llegaba a tierras almerienses tras haber completado su primera fase en Alemania. Sería la primera vez que iba actuar sin sus compañeros tras ‘Qué noche la de aquel día’ y ‘Help’. En aquel momento, The Beatles eran la banda más conocida del planeta. Pero John estaba saturado. Cansado de bolos, prensa, viajes y polémicas sobre Jesucristo. “Lo fundamental es el contexto de los Beatles de esa época en general (dejaron de dar conciertos, altercados en EEUU con quema de discos, fenómeno fan exacerbado, paranoia colectiva…) y el de John en particular. Dio la casualidad que Lester escogió Almería para filmar y ese Lennon introspectivo, deseando huir, harto, perdido… dio con sus huesos en el desierto y compuso una de las canciones más bellas de la historia”, apunta Juan Francisco Belchí, bajista y compositor del grupo Inkeys.

Lennon en Tabernas por Zdenko Hirschler

Lennon en Tabernas por Zdenko Hirschler

“Dio la casualidad que Lester escogió Almería para filmar y ese Lennon introspectivo, deseando huir, harto, perdido… dio con sus huesos en el desierto y compuso una de las canciones más bellas de la historia” (J.F. Belchi-Inkeys)

En los descansos de la película (con localizaciones en Carboneras, Cabo de Gata y Tabernas), entre escena y escena, la inspiración llamó a su puerta. Concretamente a la de su apartamento en el hostal Delfín Verde, en la playa de El Zapillo. En aquel lugar comenzó a gestarse “Strawberry Fields Forever”, para luego ser rematada definitivamente en Santa Isabel; un palacete a las afueras de la cuidad en el que John se instaló ante la visita de su primera mujer (Cynthia) junto a Ringo Starr y su esposa, para celebrar su cumpleaños. Las similitudes de la actual Casa del Cine de la capital almeriense (con aquel patio descuidado y la verja con puntas en la entrada) y el jardín de Liverpool, donde Lennon pasó tan buenos momentos en su niñez, eran más que evidentes. Ahí estuvo la clave: la nostalgia fue la llave para llegar al famoso estribillo y cerrar el círculo. Juan Antonio Ross, músico y bitélmano sobradamente acreditado, va incluso un paso más allá:“Es verdad que la canción es una canción nostálgica, evocaciones de la infancia y de un lugar concreto. Y que algo en la casa donde residió en Almería alimentaron esos recuerdos. Pero el mensaje final es en realidad un psicoanálisis. Él, quizá por el momento personal en el que se encontraba, quiso dejar constancia de la incomprensión que encontraba a su alrededor, tanto del mundo hacía él como de él hacia el mundo”. Versos como “No one I think is in my tree” (“Creo que no hay nadie en mi árbol”) eran bastante reveladores en este sentido. Letras que iba puliendo sobre la marcha para evitar exponerse demasiado, al igual que la estructura de la canción misma. Durante aquellos días, Lennon se encargó de registrar todos esos bocetos con la grabadora Kenwood que llevaba consigo. El resultado sería una cinta titulada ‘It’s Not Too Bad – Santa Isabel Demos’ -en la imagen- donde se aprecia perfectamente la evolución del tema. Desde un talking blues inicial a la aparición del famoso título en la toma nº 6. Eso sí, de ahí a la producción final de George Martin, quien nunca llegó a escuchar aquella maqueta, iba un mundo. Una canción hecha en dos tomas, grabadas en días distintos y a velocidades diferentes. Con el grupo al completo y mellotron en la primera y sólo con Ringo a la batería, tres chelos y cuatro trompetas en la segunda. El ingeniero Geoff Emerick hizo un corta y pega y John alucinó con el resultado. No hay más que pegar el oído y estar atento a los 59’’ para darse cuenta. Magia pura. “Me gustan las canciones hechas a pegotes. Versos con diferentes métricas, frases asimétricas, cambios de compás y de acentuación, instrumentos que entran y salen… Este tema tiene todo eso y además es pegadizo”, comenta al respecto Alonso Díaz (Napoleón Solo).

LennonStaIsabelDemo

La canción iba a salir en el disco ‘Sgt. Pepper’s Lonely Heart Club Band’ pero necesitaban un sencillo nuevo antes de dicho álbum. Finalmente se confeccionó un single de doble cara A con “Strawberry Fields Forever” y “Penny Lane”, que se lanzó en febrero de 1967. Ahí quedó para siempre una de las cimas de la psicodelia, unas de las mejores composiciones de todos los tiempos. Aún hoy impresiona escucharla. “A cada escucha la canción sigue desvelando nuevos matices, todavía me sigue emocionando. Ha envejecido muy bien y no se puede decir lo mismo de todas las canciones. También puede resultar muy frustrante para alguien que trata de componer música. Algo así como pintar en tu casa un cuadro del que estás bastante satisfecho y acto seguido visitar la Capilla Sixtina”, apunta Miguel Ángel Calabuig, alma de The Shake (uno de los grupos almerienses en los que más se nota la influencia de los Fab Four).

“Me gustan las canciones hechas a pegotes. Versos con diferentes métricas, frases asimétricas, cambios de compás y de acentuación, instrumentos que entran y salen… Este tema tiene todo eso y además es pegadizo” (Alonso Díaz-Napoleón Solo)

 

LennonDelfín-VerdeDouglasKirkland

Lennon en el Delfín Verde por Douglas Kirkland

Pero si alguien está ligado a esta canción, sobre todo desde que descubriera en 1998 la abandonada finca Santa Isabel, es J. Adolfo Iglesias. “No hay nadie en el mundo que tenga la relación que yo he mantenido con esta canción. A finales de los años 90 me pregunté por qué John la hizo en mi ciudad y, tras un largo trabajo, lo descubrí. Por qué Lennon la compuso, cómo la compuso, el entorno, la atmósfera, los estados de ánimo… Me metí en su cabeza”. Este hallazgo y alguno más, como la historia del profesor Juan Carrión, se lo debemos él. Tanto como su labor al frente de la asociación Lennon Almería Forever, principal impulsora de los homenajes que se harán al genio de Liverpool en el Teatro Cervantes, entre el 7 y el 9 de octubre.

Programación Cincuenta Aniversario “Strawberry Fields Forever” Almería

Viernes 7

19,30 horas / Centro de Cultura de Unicaja / Ponencia de Juan de Pablos y Javier Adolfo Iglesias

21,30 horas / Teatro Cervantes / Magical Mistery TM / Luis Prado (Sr Mostaza) /The Flaming Shakers (Homenaje a José del Olmo ‘Quillo’)

01.00 horas / Pub Demodé / Juan de Pablos (Sesión Dj)

Sábado  8

10 a 14 horas /  Centro de Cultura de Unicaja / Ciclo de Conferencias sobre John Lennon y el legado de los Beatles: Chipo Martínez, José Crisanto, Ramón Arangüena, Carmen Villoria… Coloquio “Yo conocí a Lennon en Almería” Invitado: Juan Carrión

14 horas / Excursión Gymkana a Desierto de Tabernas (Lugar de Rodaje de “How I Won The War”. Salida autobús desde Teatro Cervantes

21,30 horas / Teatro Cervantes / Them Beatles / Beaters

Domingo  9

10,30 a 13,30 horas / Casa del Cine / Beatles para Niños en Santa Isabel

17 horas / Teatro Cervantes / Los Escarabajos / Flaming Pie Band / Beatles Connection

 

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.