De los míticos, pioneros y eternos viejóvenes Kraftwerk ya está todo escrito, dicho y oído. Con la excusa de la presentación de sus inminentes ocho conciertos 3-D (con motivo de la celebración del vigésimo aniversario del Museo Guggenheim de Bilbao, desde el 7 de octubre hasta el 14 de dicho mes) en el que interpretarán, de forma cronológica y sucesiva (desde 1974 y hasta 2003) “The Catalogue”, o lo que es lo mismo, sus mejores discos, y con permiso de Ralf Hütter -único superviviente original- vamos a destripar las principales obras maestras de los robots de Dusseldorf para intentar -sin apenas éxito- decir algo que todavía no se haya hecho. Corred, aún quedan entradas para algunos de sus shows.

 

Kraftwerk-Autobahn

“Autobahn” (1974)
Concierto: 7 octubre

Gracias “Autobahn”; contigo empezó todo. Tras sacar varios álbumes, sin apenas pena ni gloria, la seminal unión entre Hutter y Schneider, con la ayuda de Wolfgang Flur (percusión) y de Klaus Roeder (violín y guitarra), dio su primer gran fruto: el legendario single que da nombre al álbum o lo que es lo mismo, una deliciosa mixtura de electro sintético, dinámico y primigenio, de seminal rock progresivo, de sonidos de motores, carreteras y autopistas virtuales y, por supuesto, todo en riguroso alemán. Más de cuarenta años después sigue siendo el tema más vendido de los robots y en su momento literalmente lo partió en Estados Unidos. Sus veintidós minutazos originales, bajo el ritmo minimalista que marcó una novedosa batería electrónica (patentada por Florian y Ralf) lo valen.

 

 

Kraftwerk_Radio_Activity

“Radio-Activity” (1975)
Concierto: 8 octubre

La incorporación del legendario Karl Bartos a Kraftwerk -en lugar de Roeder- es la mejor noticia del notable “Radiactivity”, que es el primer disco conceptual, en sí y como tal, de los teutones. Sobre la idea “ondas de radio” desarrollaron unos temas -del electropop al industrialismo y el krautrock motorikzado- escasamente bailables, oscuros, fríos, grises, maquinales y premeditadamente desasosegantes. Es el primero de sus trabajos compuesto e interpretado al cien por cien con instrumentos electrónicos, entre los que destaca el uso del vocoder. Sin duda la gélida “Ohm Sweet Ohm” y la inquietante y al mismo tiempo adorable “Radioactivity” son sus pasajes más destacados. La revolución ya no tenía marcha atrás.

 

 

TransEuropeExpress

“Trans Europe Express”(1977)
Concierto: 9 octubre

Con el “viaje” como concepto sobre el que desarrollar una nueva colección de temas Kraftwerk componen este nuevo y excelente álbum en el que destacan dos cortes: “Showroom Summies’ y la propia y fascinante “Trans Europe Express” que, sin duda, es uno de los clásicos imperecederos de los alemanes. Pop y electrónica, en perfecta sinergia viajera y ferroviaria. Arrasó en Francia.

 

 

krafwerk-man-machine

“The Man-Machine” (1978)
Concierto: 10 octubre

Se trató, en su momento, de su álbum más descaradamente tecnológico, con el que empezaron a utilizar en sus shows los famosísimos maniquíes -perfectas réplicas robotizadas de los cuatro Kraftwerk- y contiene tres de sus hits-electro-techs más celebrados, bailados y redondos: “The Robots”, “Metropolis” y, sobre todo, “The Model” que tuvo una gran influencia en todo el posterior pop electrónico de los años ochenta. Tras este disco, uno de los favoritos de los más entendidos, se tomaron un respiro retirándose de los directos y dedicándose a reactivar y computerizar su aún incipiente Kling Klang Studio. Mekanik!

 

 

krafwerk-computer-world

“Computer World” (1981)
Concierto: 11 octubre

Tras unos años, de aparente silencio, Kraftwerk volvieron a asombrar al mundo con un álbum dedicado al mundo de las computadoras, a ese gran cerebro electrónico mayestático y divino, pero también trataba -de forma soslayada- sobre cómo las principales agencias internacionales de espionaje y control de la información intentan controlarlas a su antojo e interés. Se trató de un disco tan definitivo, complejo y bailable, como clave. “Computer Love” triunfó en el Reino Unido, “Numbers” en Estados Unidos -y les abrió las puertas de mercados como el asiático- y “Poket Calculator” ha sido sampleada hasta la misma saciedad. Recorrieron el planeta presentándolo, con aplausos unánimes y reconocimiento de la crítica. Ya no habría quien parara a los robots.

 

 

krafwerk-techno-pop

“Techno Pop” (1986)
Concierto: 12 octubre

Sus principales temas formaron parte de un álbum llamado “Electric Café”, publicado en 1986, y posteriormente, en 2009, fue finalmente lanzado y reeditado con su título original: “Techno Pop”. Fue el primer disco de los alemanes completamente digitalizado y que se puso a la venta en un novedosísimo formato CD. Se mezcló en Nueva York y tras ello se tuvo que rehacer entero tras un resultado final no muy a gusto, sobre todo, del jefazo Ralf Hütter. Aquí ya empezaban a jugar con el 3D, se escuchaban frases en castellano y se dejaron querer por dos nuevas tendencias musicales: el hip-hop y, sobre todo, el techno.

 

 

Kraftwerk-The_Mix

“The Mix” (1991)
Concierto: 13 octubre

Esta es la historia de un recopilatorio de remezclas que Kraftwerk nunca quisieron publicar pero que Elektra -su discográfica en aquel momento- les obligó por contrato. Pasaron por el aro con la condición de que el sello aceptara que los once temas -escogidos al efecto por ellos mismos- fueron grabados de nuevo casi en directo, arreglados y pasados de formato analógico al digital. En el elenco de este “The Mix” seguramente están los hits más celebrados y famosos de su carrera: “The Robots”, “Computer Love”, “Pocket Calculator”, “Autobahn”, “Radioactivity”, “Trans Europe Express”, etcétera. Estos mismos temas, desde aquel disco, sustancian el repertorio en directo de los robots. Ideal para los profanos y cabreante para los fans de verdad que echaron de menos algún tema nuevo y algo más de chicha entre tanto digitaleo. Tras acabar la sesiones de grabación de este disco, Karl Bartos abandonó la formación. Fue reeditado, nueva edición remasterizada, en 2009.

 

 

krafwerk-tour-de-france

“Tour de France” (2003)
Concierto: 14 octubre

Tras diecisiete años sin sacar disco en 2003 el décimo álbum de Kraftwerk se grabó para celebrar el primer siglo de existencia del Tour de France e incluía el magistral single de mismo título -que lanzaron en 1983- con el que también compartía portada. Se publicó en una sola versión y se grabó en Kling Klang, ya sin Karl Bartos. Lo presentaron por todo lo alto, a través de una gira planetaria, en la que se presentaron en directo enfrentados a cuatro portátiles a través de los cuales secuenciaban, sintetizaban y sampleaban, perfectamente sincronizados con pantallas de vídeo gigantes. Ralf Hütter y Florian Schneider estaban de vuelta y de qué manera. Inapelablemente “Tour de France” es uno de los obligados de los robots: dramatismo, excitación e intensidad sintética. Atentos al remix del productor y DJ Francois Kevorkian, sencillamente insuperable.

+info: www.guggenheim-bilbao.es/actividades/el-museo-acogera-en-octubre-ocho-conciertos-de-kraftwerk/

www.kraftwerk.com/