Señoras y señores bien: los clásicos del electroclash español
Especiales / Las Bistecs

Señoras y señores bien: los clásicos del electroclash español

Xavi Sánchez Pons — 09-02-2017
Fotógrafo — Las Bistecs (Archivo)

El éxito del electro-disgusting de Las Bistecs, la reedición reciente del seminal primer y único disco de Blas y las Astrales, los hitazos dance de Los Ganglios, la nueva canción de Ojete Calor… El pop electrónico DIY nacional de alma festiva no solo sigue vivo, sino en plena forma.

En MondoSonoro hemos decidido celebrar la buena salud del género recuperando quince hits que ayudan a repasar su historia reciente. Un recorrido lleno de rompepistas deslenguados, hedonistas y provocativos que reivindica la música pop y electrónica en su faceta más calenturienta y menos racional. Vamos, esta lista apunta más a la entrepierna, al bebercio, y a las drogas de diseño, que al corazón o el cerebro. Y eso nos encanta. Escúchenla mientras se refriegan con su pareja o conocidos con derecho a roce. ¡Viva el amor fou y el desenfreno!

Astrogirls – “Como un flan” (1996)

Pioneras del género aunque algo menos descocadas de la generación que vino después. Como muchos de los grupos del sello Spicnic de la época, se desmarcaban del indie canónico de guitarras al usar sintetizadores, teclados y bases electrónicas. Astrogirls estaban lideradas por Julie Lee, mítica integrante de Terry IV, y su debut, el fantástico Un hogar en las estrellas (Spicnic, 96), sigue siendo, no solo una rara avis, sino una piedra de toque del pop electrónico estatal.

Meteosat – “Mundo de metal” (1998)

Qué decir de Meteosat, el grupo que junto a Los Fresones Rebeldes devolvió la sonrisa al indie español de guitarras que se miraba los zapatos. Grupo de punk en espíritu (algunos de sus miembros apenas sabían tocar un instrumento) y agitadores de la escena (fueron una especie de Gauche Divine neo-pop madrileña), tuvieron uno de sus primeros hits en este Mundo de metal que muchos veinteañeros de la época bailábamos hasta romper suelas. Casi veinte años después aún aguanta el tipo. A propósito, uno de sus miembros fue Ignacio Escolar, actualmente director de eldiario.es.

Les Biscuits Salés – “Me parece muy bien” (1999)

Referencia directa para Las Bistecs. Sin Les Biscuits Salés probablemente no hubiéramos escuchado canciones como HDA (Historia de arte) o Señoras Bien. Este cuarteto de Barcelona, protegidas de Astrud y el sello Austrohúngaro, publicaron solo un EP. Ni decir tiene que seminal. Y eran riot grrrls aplicadas al pop electrónico; puro empoderamiento femenino. Me parece muy bien es uno de sus hits más recordados junto a Ese pedazo de onda.

Blas y las astrales – “Drogas duras” (2000)

Si hace dieciséis años a Blas y las astrales les hubieran dicho que su disco no solo ocuparía un lugar en la historia del pop español como pioneros del electro-punk patrio, sino que también sería reeditado con todos los honores, no hubieran dado crédito. Pero eso mismo ha pasado, y de forma merecida. Canciones como Drogas duras forman parte ya del imaginario colectivo freak de la muchachada española. Confesión: tuve la oportunidad de verlos en directo y eran únicos en su especie: un karaoke-performance más que un concierto, en el que llegaban a cantar canciones de Lina Morgan.

McNamara  – “Placer por placer” (2001)

Fabio McNamara resucitó de la mano de Luis Miguélez a principios de la década pasada con un disco que marcaría un antes y después en el pop electrónico de guitarras glam y alma petarda. Rockstation (Tacones Altos, 01) fue y sigue siendo una obra maestra del género, colección memorable de hits que celebra la incorrección política y el epicureísmo extremo. Confesión (2): Fue tal la fiebre que provocó este disco, que hasta conquistó al sector indie del momento. La imagen de una sala Apolo llena de modernos berreando el Placer por placer como su no hubiera un mañana nunca se me irá de la cabeza.

Alma X  – “Twin Power” (2003)

Una de las primeras referencias del sello Austrohúngaro, y pioneros en nuestro país del pop electrónico hedonista con pedigrí. Alma X eran un dúo formado por Pinkglove (en su momento toda una celebridad underground barcelonés) y Also Starring, y hacían de la provocación un arte. Esta canción y video dedicadas al 11-S son una obra maestra que juguetea con los límites del humor. Es más, sintetiza la quintaesencia del electropop petardo estatal que vino después.

The Movidas – “Movimiento gay” (2003)

Otro grupo que, al igual que Alma X, jugaba con eso de los límites del humor. The Movidas eran una versión chusquera pero genial e hilarante de los Beastie Boys que a veces se dejaban querer por el pop electrónico. Este es el caso de Movimiento gay, un hit queer que sampleaba con descaro a Madonna y Sugarhill Gang, Leroi Psico y Niki De Covent Garden y el Dj Kike Yemas llegaron a tener un programa de televisión propio, y estuvieron presentes en varias ediciones del FEA; un festival barcelonés que, durante muchos años, fue la cantera oficial del electropop petardo patrio.

Dirty Princess – “Jugar al revés” (2004)

De cuando lo erótico-festivo y el videoarte llegaron al electropop nacional. Dirty Princess estaban formadas por dos frontwoman entregadísimas a la causa, Yasmine y Nikki, y el legendario productor Big Toxic. El resultado de la unión era una máquina bien engrasada de EBM acelerado y unos directos llenos de performances sexuales (solían aparecer desnudas sobre el escenario). Su estilo se llegó a conocer como electronic body trash, y les llevó a convertirse en una de las bandas de moda en el ahora lejano 2004.

Chico y Chica  – “Lady Olé” (2004)

Otra banda totémica del género, y uno de los dúos más longevos del pop electrónico español, tanto que han sido capaces de reinventarse a lo Madonna varias veces, jugando con el formato de sus discos y la estructura de sus canciones. Su segundo álbum, Status (04), fue su momento de más exposición mediática, gracias a hits como Lady Olé, una canción que no solo juega con el lenguaje, sino que también sirve para definir el libro de estilo del dúo bilbaíno: petardeo chic inteligente.

L-Kan  – “Aburrida de estar salida” (2004)

Dejen que les cuente en secreto. Aburrida de estar salida de L-Kan dividía, allá por 2004, a la redacción de MondoSonoro. Unos la amaban y otros no podían con ella. A mí me hacía gracia, para qué negarlo. Los que estábamos a favor no podíamos para de cantar eso de: “estoy aburrida/de estar tan salida/impulso sexual/déjame ya en paz”. Incluida en Discazo (Subterfuge, 04), el tercer álbum del grupo, se trata de unos de sus hits más bailables y contundentes.

The Raros – “Cuando haces tecnopop (ya no hay stop)” (2004)

Hit de culto de una banda barcelonesa que se dejaba ver poco en directo, cercana al entorno del antes mencionado FEA (Festival Electropop Alternativo). Llegaron a autoeditarse un disco que ahora es difícil de conseguir. Cuando haces tecnopop (ya no hay stop) es un rompepistas absoluto y un himno lleno de ironía sobre ese género musical entendido como una forma de vida. En la época definía a toda la escena patria underground que optaba por los sintes y las bases electrónicas.

Focomelos – “Mami me he tragado el disco de Depeche Mode” (2004)

Grupo surgido del entorno del fanzine Mondo Brutto que llegó a disfrutar de sus quince minutos de fama gracias a la maquinal y tronchante Mami me he tragado el disco de Depeche Mode y ese estribillo repetido hasta la saciedad que una vez escuchado no te abandona nunca –y no es broma-. La canción se puede encontrar en el recopilatorio Electro Spain (Subterfuge, 04), un compacto de veintiún temas que radiografiaba con acierto la escena electropop patria de la época.

Ultraplayback  – “Viva la anorexia” (2005)

Ya hemos hablado del FEA por aquí pero aún no hemos mencionado a su hermano pequeño, el Gente Joven: un festival-concurso dedicado a bandas noveles que también sirvió para descubrir a varios grupos. Ese fue el caso de Ultraplayback, que en 2003 ganaron con una canción que aún suena a gloria electropop petarda. Como indica su título, Viva la anorexia hace uso de la incorrección política y la provocación más bruta para epatar. Y la verdad es que lo consigue.

Putilatex – “Mira una moderna” (2008)

Toda una institución del electropop ligero de cascos con base en Albacete y con varios discos a sus espaldas. Mira una moderna es, sin duda, su mejor canción; un tema en el que se ríen con sarna del moderneo en general (por ejemplo de los fans de Fischerpspooner, muy in en la época) y hasta de alguien en particular: Blas y las astrales, utilizando una estrofa de Drogas Duras. Lo suyo no era la sutileza, algo que también podemos aplicar a la mayoría de bandas de la lista.

Dinger King – “En Badoo” (2012)

El secreto mejor guardado del pop electrónico DIY estatal. Tiene un humor corrosivo (algo que le impide llegar al mainstream en un país mojigato como España) y fabrica sus propios videoclips: un recorta y pega de referencias a la cultura popular que son puro videoarte pop. Tiene varios hits en su haber; uno de los más recordados es este En Badoo donde tuvo la ayuda de Juan Bravo, y donde satiriza la famosa página de contactos de Internet.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.