Los discos de mi vida por Ian Mason (The Wizards)
Especiales / Ian Mason ...

Los discos de mi vida por Ian Mason (The Wizards)

27-10-2016
Fotógrafo — Gaizka Izagirre

Ina S. Diez AKA Ian Mason, el imponente frontman de la banda bilbaína The Wizards, que también debutó hace un año en solitario con su proyecto personal acústico Ian Mason, nos presenta algunos de los discos que más le han marcado en su vida.


Escribir sobre los diez discos de mi vida es una tarea ciertamente controvertida, mucho he cambaido a lo largo de los años y aunque guardo con la música una relación fetichista y totémica (sobre todo con algunos discos) me sería imposible reducirla tán solo a diez. Ahora mismo en este preciso momento de dosmildieciseis sería necesario apelar a los buenos amigos de Mondo Sonoro para ampliar, a modo de pequeña licencia, para ampliar esa decena requerida del catálogo de los albúmes mas tangenciales e inlfuyentes de mi vida a once.

Ecce Endecálogo:

MANOWAR "Into Glory Ride" (1983)
Manowar es la primera banda que descubrí dentro del mundo del heavy metal y para mí ninguno como ellos han sabido definir mejor las palabras heavy metal, al menos antes de caer en la parodia de sus últimos años. En aquella pre-adoelscencia convulsa no hacía mas que consumir cómics de Conan y "pseudo-literatura" de Espada y Brujería así que MANOWAR con esa portada sublime de este "Into Glory Ride" fueron la apertura perfecta de las puertas al maravilloso universo del heavy metal.

DANZIG "I" (1988)
Uno de los discos más reveladores de mi vida, Glenn Anzalone aka Glenn Danzig es mi cantante favorito y la formación clásica de Danzig completada con John Christ a la guitarra, Von Eeire al bajo y el cafre de Chuck Biscuits aporreando los tambores me parece el mejor line-up posible de la historia del rock. Tenía unos quince años y estaba muy metido en el "Earth A.D." y "Walk Amongst Us" de Misfits y un colega trajo a casa un vhs con muchos videoclips grabados de la VIVA y ahí estaba el "Mother" de Danzig haciendome menear la grepa al instante, mazarme en el gimnasio (menos mal que jamás he pisado uno) y querer cantar así.

BLACK SABBATH "Black Sabbath" (1970)
Otro de los discos que cuando escuché por primera vez me dejó petrificado. Recuerdo que alguno de mis colegas mayores, "heavies de la raza", me lo grabó en cinta por que le parecía - Una mierda demasiado hippie -. Recuerdo meterme en la cama con el walk-man darle al play y empezar a estremecerme con ese sampler de lluvía que precedía a la ínclita "Black Sabbath", con "The Wizard" ya había saltado de la cama para meter la cinta en el estéreo y subir el volúmen hasta ganarme la consabida reprimenda materna.

MONSTER MAGNET "Powertrip" (1998)
Era el último año del colegio antes del instituto y yo ya tenía tenía una grasienta melenilla por los hombres, vestigios de patillas y dos pendientes de aro en las orejas bien molones, era el escenario perfecto para lo que viene. El hermano mayor mayor de mi mejor colega del cole me solía grabar cintas de todo lo que escuchaba, recuerdo que justo antes de los exámenes finales me pasó a través de su hermano tres cintas: "Bad Motorfinger" de Soundgarden, "Apocalypse Dudes" de Turbonegro y este "Powertrip" de Monster Magnet. Este "Powertrip" fué la primera de las tres cintas que me puse al llegar a casa y el hechizo fué inmediato, me abrió todo un universo musical que me hizo descubir el hard rock, space rock y psicodelia. Siempre tengo en la mente en capcioso estribillo de "Powertrip": ".. I'm never gonna work another day in my life / The gods told me to relax, They said I'm gonna be fixed up right / I'm never gonna work another day in my life / I'm way too busy power tripping / But I'm gonna shed you some light .." !Toda una declaración de intenciones!.

WOVENHAND "Consider The Birds" (2004)
La primera vez que leí algo sobre Dave Eugene Edwards fué en una Ruta66 y he de reconocer que al momento me quedé epatado y magneticamente fascinado con su personalidad y tremenda personalidad para lo espiritual. Por aquel entonces empezaba a escuchar mucho folk y country y ese híbrido llamado "New american gothic" me cautivó de arriba a abajo, también empezaba a desarrollarme espiritualmente como persona y era muy permeable a discos, que como este "Consider The Birds", abrían en mi una declinación sumamente profunda, y como ya he insistido, espiritual. Disco que escuché unicamente y de manera obsesiva durante tres meses sin interrupción. Gracias a el, descubrí su anterior etapa con 16 Horse power y ambos grupos se han convertido en mi mayor referencia musical en la actualidad.

SWANS "Love of life" (1992)
Swans apareció en mi vida durante mi primer año de universidad; casi todo mi ambiente se movia entre el metal, stoner y algo de hardcore asi que descubrir a los neoyorquinos fué algo subitamente mágico. Siempre me han fascinado los grupos oscuros, peligrosos, dificiles de escuchar y con una orientación espiritual y Swans reunía todos los ingredientes para convertirse en uno de mis grupos de cabecera. Un tio gótico de la facultad fué quién me paso este cd de Swans y al instante caí rendido a sus muros de sintetizadores, percusiones tribales, guitarras hipnóticas y la voz marcial y solemne de Michael Gira (Al menos en este disco, ya sin Jarboe). Sin duda este "Love Of Life" ha sido mi disco más iniciático y me preparó el camino al amor, musical, de mi vida Neurosis, que como os contaré justo después, cayó en msi manos tán solo un mes después de este disco.

NEUROSIS "A Sun That Never Sets" (2001)
Definitivamente, el disco de mi vida. Poco se puede decir a estas alturas de los californianos, hace poco leía en un artículo del escritor Francisco J. Pérez "Neurosis no es que cambiasen y reformasen el horizonte del metal, cambiaron la conciencia del rock de algo individualista a algo colectivo, como una manada haciendo música" SIC. "A Sun That Never Sets" suena pretérito, poderoso, mágico (de nuevo, si, se que utilizo mucho la cualidad de mágico para la música, pero creo y exijo en mi derecho de mistificar todo aquello cuanto me conmueve, de tal manera que al dotarle de un calificativo "mágico" hago que realmente signifique algo mágico y vinculante para mi), suena a algo así como la banda sonóra perfecta para volver a un estado primitivo, volver a invocar a los dioses antiguos a través de las piedras y de la sangre, volver a a enmarañar nuestros sueños con runas de poder.

ENSLAVED "Monumension" (2001)
Otro de los discos esenciales de mi vida, bueno, supongo que todos de los cuales estoy hablando lo son. Por aquellos tiempos escuchaba bastante Black Metal y este disco de lso Noruegos me voló la cabeza, literalmente. Siempre me ha fascinado la música de los setenta, toda la psicodelía "folkie", rockera y pop y este disco parecía hecho a mi medida. Black Metal como si se hubiese facturado en los años setenta, Mellotrones, Moog, Hammonds, guitarras ultra reverberadas, progesivo oscuro y un espiritu que muy pocos discos del género, me atrevería decir que incluso trascendiendo el género, han logrado conseguir. Una gozada de viaje conceptual a tráves de la magia rúnica (!Oh!, que sorpresa, magia de nuevo) virando el mascaron de este drakkar musical a 1972.

SOCIAL DISTORTION "White light, White heat, White trash" (1996)
Este disco siempre me ha acompañado en mis mejores y peores momentos, sobre todo en los peores, y el cual he utilizado como artefacto mágico para exortizar y conjurar mis mayores pesares, tristezas y lamentos. Este disco emana una tristeza y un aroma a derrota que apradojicamente me consuela y reconforta, todo un "Spleen" hecho disco y quizás de las mejores colecciones de canciones de la historia del rock.

PINK FLOYD "Wish you were here" (1975)
Pink Floyd ha sido y siempre será la banda sonora de mi niñez mas tardia y transición a la adolescencia, será siempre los veranos que pasaba en casa de mi tio en Vitoria. El me descubrió la magia de la música, sin el no exisitira esta lista ni mi amor por la música. Recuerdo escuchar todas las partes seguidas de "Shine on you crazy diamond" para acabar exaltados con "Wish you were here". Mi disco mas simbólico y vinculante con alguien, mi tio. Tanto es así que "Wish you were here" es la primera canción que pusé a mi hija cuando llegó recien nacida del hospital.

THE WICKER MAN (BSO, 1973)
No se podría entender la película del ´73 "The Wicker Man" sin su su mas estrecha relación con su banda sonora. Es quizás una de mis tres peliculas favoritas junto a "Conan el bárbaro" y "Excalibur" de John Boorman, y es como decía, una de mis peliculas favoritas y tanto musical como estilisticamente, una de mis obsesiones mas notables. Compuesta por Paul Giovani e interpretada por el grupo Magnet y varios actores y actrices de la película, se trata de una coleccion de preciosistas canciones folkies que intentan ilustrar las tradiciones paganas de la antigua Albión. Esta Banda sonora ha sido fuente de númerosos artistas contemporáneos y me abrió de par en par las puertas a las raíces del folk Británico.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.