En torno a 60.000 personas han pasado por las 72 actividades programadas en los 17 días que ha durado la XXVI edición de Pirineos Sur

La edición de 2017 del longevo festival aragonés, terminaba anoche con un balance más que positivo y consiguiendo superar la cifra de espectadores alcanzada el pasado año con 50.000 asistentes. La gran afluencia de visitantes, que ha atraído hasta Sallent de Gállego y Lanuza a unas 60.000 personas, así como la renovación, diversidad y constancia del publico- que ha garantizado el éxito de asistencia en todas las actividades-, resumen el balance final de esta XXVI edición del Festival Internacional de las Culturas Pirineos Sur, según la organización.

Luis Lles, director artístico de Pirineos Sur considera que “es difícil superar una edición como esta” y señaló que “es muy destacable que el festival consiga semejante tirón y que lo haga además manteniendo el espíritu original de Pirineos Sur que es abrir las ventanas al mundo y hacer que todos los rincones del planeta puedan estar representados en un sitio pequeño como es Sallent”.

Pirineos Sur es el festival de la diversidad, como lo ha denominado Luis Lles“en primer lugar, la diversidad de músicas, desde Battiato a Kase.O; de Tinariwen a El Cigala; desde Rozzma a Pascuala Ilabaca… Pero también de la diversidad de públicos: desde infantil, hasta gente mayor o jóvenes. Es difícil encontrar un festival con públicos tan distintos”.