Inauguran en Madrid el Tempo Audiophile Club, primer local audiófilo
Noticias /

Inauguran en Madrid el Tempo Audiophile Club, primer local audiófilo

Redacción — 01-12-2020
Fotógrafo — Archivo

El Tempo Audiophile Club se convierte en uno de los primeros locales de nuestro país que unen gastronomía, calidad del sonido y sala de conciertos.

El concepto de los clubs audiófilos nace en los cincuenta en países asiáticos como Vietnam o Japón, habiendo en este último más de quinientos. En estos bares, la calidad del sonido cobra el mayor protagonismo. Hace poco este concepto llegó al resto del mundo, empezando por Londres, donde hay treinta locales, y pasando por París, Berlín, Nueva York o Barcelona. Ahora, el Tempo Audiophile Club se inaugura en Madrid, el primero dedicado exclusivamente a la calidad del sonido.

Pero el Tempo Audiophile Club podría ser único. Se encuentra en la calle Duque de Osuna 8, y nace de la reforma del Tempo Club. Cuenta con dos plantas y cuatro ambientes, en las que juntarán todos los conceptos posibles – gastronomía, sala de conciertos/discoteca y calidad del sonido-. La unión de todas las posibilidades podría hacer del Tempo Audiophile Club el primer local de este tipo en Madrid en el que esto ocurre.

Nada más entrar nos encontramos con la zona de mesas, aquí el equipo consta de 2 cajas Altec Lansing Model 15, movidos por etapa Mcintosh Mc 2205 (la combinación Altec-MCintosh fue la usada para el mítico festival de Woodstock).

En la zona de la barra, 2 cajas Tannoy FSM II, espectaculares cajas de 90Kg, movidas por 2 etapas monofónicas Accuphase M100

Por último una “Listening Room” acondicionada acústicamente y pensada para disfrutar al máximo del sonido, con unas Altec Lansing “Valencia” 846B movidas por etapa McIntosh 2205 (de nuevo la combinación de Woodstock). En esta habitación, se exigirán conversaciones a bajo volumen para priorizar la escucha.

Para el “centro de control”, la mesa elegida es una Bozak AR-4 artesana, la primera marca en comercializar mesas de Dj’s, la que se encontraba en discotecas como The Garage o Studio 54 y que mantiene los componentes originales en un esfuerzo por mantener la calidad del sonido.

En cuanto a las fuentes, los vinilos serán los protagonistas, aunque no excluyentes de tecnologías más modernas. No podía faltar tampoco el ya casi desaparecido magnetófono, una de las fuentes que más respeta la fidelidad de la grabación.

En la Planta sótano, sala de conciertos y discoteca, la exigencia del directo requiere de buenos equipos profesionales, la decisión, L-Acoustics, la marca que invento el Line Array, considerada como una de las mejores del mundo, que nos provee de forma integral, desde la potencia a las Cajas principales y los subgraves.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.