‘Quiero a las pijas bailando Dancehall’
Entrevistas / Bad Gyal

‘Quiero a las pijas bailando Dancehall’

Luis M. Maínez — hace 2 semanas
Fotógrafo — Archivo

Bad Gyal (Vilassar de Mar, 1997) se ha convertido en una de las voces más representativas de la nueva escena urbana en España después de algo más de tres años de trabajo duro. Durante todo este periodo, también influenciada por la cultura dancehall que le sirve de inspiración, ha girado por todo el mundo consiguiendo una proyección internacional que muchos artistas más veteranos de nuestro país no pueden ni llegar a soñar. Este éxito le ha hecho saltarse un escalón y firmar directamente por las prestigiosas discográficas internacionales Interscope y Aftercluv.

Ahora Bad Gyal acaba de sacar ‘Alocao’: un tema con el cantante español Omar Montes. ‘Alocao’ es una canción que respira ambición de hit por los cuatro costados, y ante la expectación que se generó con el lanzamiento, sumada a la que siempre crea la artista catalana, charlamos con ella en la cafetería del madrileño hotel Casa Suecia.

¿Cómo surge esta colaboración con Omar Montes?
Yo conocí a Omar hace 3 o 4 años, por su música. Porque hacía canciones de reggaeton con los Takers y me molaba, y yo tenia canciones suyas en mi móvil y todo eso. Cuando yo venia aquí, a Madrid, él vino a verme varias veces cuando yo pinchaba, como para hacerme saber que le molaba lo que yo hacía. Yo también le dije que me molaba lo que el hacía y hasta habíamos hablado de hacer un tema, pero con las canciones va un poco así, a veces se queda en el aire.
Fue este año que él me escribió y me mandaron el tema…

“Omar representa un estilo que solo está aquí en España y que ahora está creciendo mucho: el flamenco mezclado con el reggaeton”.

Porque ¿el tema es suyo?
Sí, sí, él ya tenia hecho ‘Alocao’, la producción es de su parte. Y yo le dije “buah, me flipa este tema”, y además creo que es el tema perfecto para que Omar sea Omar y yo sea yo. Los dos encajamos perfectamente en nuestro estilo, y además le vi mucho potencial de hit así que me salté (se unió) de una. Es guay el junte Omar Montes-Bad Gyal, porque creo que Omar representa un estilo que solo está aquí en España y que ahora está creciendo mucho: el flamenco mezclado con el reggaeton. Creo que hacer un hit con él era algo muy bueno.

Llama la atención, porque las colaboraciones que tú sueles hacer son super aleatorias pero, al menos yo, veo que hay una línea, que tiene sentido ¿En qué te fijas para hacer una colaboración?
Básicamente que me mole, y mira que me dice mi hermana “Joder, Alba, no te gusta nada; de música no te gusta nada” y yo le digo que no es verdad. Sin embargo, siempre, para que algo me guste tienen que ser cosas especiales, con personalidad. Que sea gente que veo como real con lo que ellos hacen, con lo que están haciendo, que hacen lo que les representa y que vinieron aquí, a este mundo, para hacer esto…. Y creo que es algo que Soto Asa tiene, Omar tiene… y Busy Signal tiene. Pero claro, para mí, Busy Signal… Cuando vi que iba a meterme en ese tema (Santa María), para mí era como “¡Guau! Tengo un tema con Busy Signal” y eso era otro nivel, porque yo había crecido escuchando eso. Pero sí, básicamente, para que me guste algo tiene que ser algo especial, que yo escuche en casa. Y yo escucho música de Omar y música de Soto Asa.

Y al hacer una colaboración con Busy Signal seguro que mucha gente pensó que tirarías más hacia ese estilo otra vez.
Sí, claro, mucha gente, pero a mí me gusta probar y hacer cosas diferentes. Por eso el tema este (‘Alcoao’) con Omar a mi me flipó. Vi que era algo que encajaba que flipas, que yo me sentía supercómoda y pensé que era algo bueno que no le había dado a mis fans aún: un hit. Porque esto es un hit, clasificación de la canción: hit de radio. Hit pachanguero para todo el mundo.

Además es el primer gran tema de reggaeton puro que sacas, no es un híbrido.
Claro, exacto. Aunque por ahí tengo cosas punkis, pero ya son beats que tengo por ahí mucho más oscuros, estilo Yampi. Pero el tema de Omar es puro estilo reggaeton, con el tambor pachanguero pegadizo de radio.

Incluso habéis colado ahí el ad-lib de Daddy Yankee
¿Lo has escuchado, eh? Sí, sí, brutal. Me encantaba eso cuando lo escuchaba en el beat cuando estaba grabando.

Tú has firmado un deal con Interscope y Aftercluv, dos discográficas internacionales. ¿Crees que al escuchar el tema con Omar Montes se han fijado sólo en la música? Que han pensado “Este tio ha hecho un hit, móntate”, pero que si hubiera sido un sello local… habría habido más prejuicios al ser una figura que está entre el mainstream televisivo y la música.
Me cuesta responderte a esta pregunta porque yo no suelo tratar con mi discográfica de aquí. Yo trato únicamente con gente al otro lado del charco y no sé muy bien como se trabaja desde aquí. Porque se que Universal aquí tiene Operación Triunfo y demás y eso se trata de forma muy diferente a como se trata mi música. Así que no sé como sería, pero creo que a Universal España ‘Alocao’ les filpó desde el principio y que no hubo ningún prejuicio por parte del sello. Creo que les da un poco igual quién sea Omar si la canción es un hit. En todo caso sería la prensa o la gente. Seguro que habrá alguna gente que diga, “¡Uy! Con Omar Montes, si es de Supervivientes” pero no me he encontrado con eso porque la canción es tan buena que la gente se calla, y cuando salga entera (porque la gente habrá escuchado los previews y demás) la gente se va a enganchar mucho a esta canción.

Hablando de la respuesta que tiene la gente con tu música hay varios detalles que te hacen especial. El primero es que, junto a otras chicas de la escena española, aunque tú mires más al extranjero que ellas, hay una respuesta increíble por parte de público gay en concreto que me parece brutal.
Sí, sí, sí, sí. Es real. Es un hecho. Yo creo que es porque -y no es la primera vez que me lo preguntan- el publico gay ve eso que le da la fuerza al publico gay: el desinhibirse, el no tener miedo. Y ver a una mujer como yo haciendo lo que hago creo que les inspira a eso: a sacar a la loca que tienen dentro porque yo también la he sacado. Yo no siempre soy así de loca, pero la he tenido que sacar para hacer lo que hago, y creo que se sienten muy identificados

Otro de estos detalles, algo que tienes tú y que no tiene nadie más en España, es el hype alrededor de los temas inéditos cuando los cantas en los conciertos. Es increíble la reacción del público o las visitas que tienen todos esos videos de canciones como ‘Zorras/Tu Almohada’.
Sí, es una locura. La respuesta del publico es muy fuerte y me encanta. Además lo agradezco mucho porque estoy trabajando mucho. Y disfrutándolo, eh, no es una queja. A nivel artístico y como compositora estoy en mi mejor momento. En uno en el que no he estado nunca, porque me estoy conociendo un montón a mí misma y disfruto cada vez más ese coger una canción y hacerla bien. Tengo todas las habilidades, de producción también: Sé lo que es un coro, un precoro, un puente…. Sé trabajar una canción y estoy muy metida en ser cada vez mejor y tener cada vez temas mejores. Pero no solo para mis fans, sino para mí misma. Me gusta escuchar evolución y saber que mejoro en muchas cosas: lírica, pulir las canciones, las estructuras… A mí me gusta eso porque cada vez estoy perfilando más mi música. Tengo ganas de que todo eso esté fuera pero de momento me gusta ver esa respuesta. Imagino que significa que todo va a ir bien.

“Lo que a ti te parece que es estar haciendo la guarra a mí me cuesta entrenamientos, horas, dolores, fisioterapeutas”…

En cuanto a lo que comentabas de tu momento creativo, en la mejoría de canciones nuevas como ‘Hookah’ o lo que conocemos de ‘Zorras/Tu almohada’ hay un algo diferente, un rollo nuevo.
Yo creo que hay muchos artistas que tienen eso. Yo hay veces que me rallo. Me digo “esto suena parecido a esto otro”, pero me dicen “no te ralles, es tu identidad”. Todos los artistas tienen su línea de armonías y demás donde se sienten cómodos y creo que es normal que yo acabe yendo a ese lado. Eso es algo que sé desde el principio, que soy buena haciendo cosas pegadizas. Siempre, cuando yo hacia una canción y aún no tenía esos conocimientos de producción que ahora sí que tengo me decían “aquí hay tres hooks, necesitamos un verso”. Yo sabía que era una cosa potente mía. Con el tiempo mejoro los versos y las melodías que se enganchan son cada vez mejores. Eso tiene que ver con la estructura de la canción. El orden del verso, el coro,… hacen mucho en la mente de las personas.

Se nota mucho cuando la gente empieza a hacer música, cuando van cogiendo las estructuras… Creo que triunfar desde la inexperiencia es una señal de calidad. Cuando los artistas triunfáis sin conocer esas estructuras previas.
Sí, claro. Yo tengo temas sin estribillo, hechos sin pensar. Y ahora estoy con Pablo (Fakeguido) en el estudio y decimos “Esto va a ser el coro, esto la intro, esto el hook” o “Esta versión no cuadra, vamos a otra cosa”. Estamos en un nivel de hacer las canciones en el que queremos sacar el máximo partido de los versos. ¿Sabes la rabia que da tener material superguapo y no sacarle el máximo partido?

En la entrevista que le concediste a Ernesto Castro anunciabas que iba a salir una canción que iba ser mas explícita, en la que te ibas a tirar las barras porque se encargaba alguien del estribillo.
Esa es ‘Santa María’.

Claro. Y haces referencia a lo mismo también en tu Instagram cuando conseguiste el Disco de Oro con ‘Santa María’, que no te esperabas que con una canción tan explícita fueras a conseguir tanto. Me ha sorprendido también que ha sonado en un montón de discotecas de toda España y en ambientes, llamémosle pijos, en los que no ha sonado Dancehall y nadie ha bailado Dancehall nunca. Ahí también se la sabían de memoria.
¡Qué bien!. Quiero a las pijas bailando Dancehall. ¡Por favor! ¡Me encanta! Todo sale como yo quería (ríe).

¿Crees que las reticencias ante la música explicita están empezando a superarse aquí en España en particular, y en general en todo el mundo?
Ojalá. Yo miro mucho la ola de los latinos, de los artistas que mueven otros números más grandes, y siento, presiento, que ahora estamos viviendo un reggaeton soft, muy mainstream, que nos ha dado muchas cosas buenas, que es brutal, que yo misma consumo, y me ha flipado ver a gente como Ozuna hablando de pacas y de cocaína y me flipa que ahora haya pasado esto porque ha abierto la brecha haciendo canciones como las que hacen ahora.
Pero ahora veo que si KEVVO, que si Darell,…Y Darell antes era compositor, estaba escribiendo para otros músicos, para Daddy Yankee… Igual que Jhay Cortez. Creo que ahora viene toda esta ola. Ahora ha salido el tema de ‘105 F’ que están Ñengo, Chencho de Plan B, Darell… y está pegando el estilo explícito, más calle, con el tambor mas duro… Yo quiero que dentro de esta ola del reggaeton y el reggaeton en el pop haya un poquito de espacio para esto. Para temas como Santa Maria o lo que hacía Cosculluela y cosas así.
Pero creo que es algo que hace falta mucho mucho en las tías. porque Anuel sí tiene algunos temas mas de trap, aunque sea supercomercial, pero dime qué mujer le echa un poco de coño y habla explícito. Aunque no pasa nada, porque cada uno se expresa de la forma en la que se expresa y no tienes por que ser una malhablada para ser una bad bitch. Si tú quieres puedes ser la más bad bitch de todo el mundo, pero creo que hace falta también, porque creo que es de donde viene el género y que no podemos vetarlo. Que sigan ahí las Karol G y las Becky G porque hay muchas niñas que se identifican con eso, pero yo, cuando tenia 12 años, escuchaba a Ñejo y me identificaba con eso, así que estoy segura que hay muchas mujeres y muchos hombres que quieren escuchar eso otra vez.

Sí, yo creo que un vez que se rompe ese tabú, de repente todo se acepta más.
Ese es el punto mas difícil con este tipo de música, que la masa la acepte un poco.
Yo hay muchas cosas que aún no entiendo porque en E.E.U.U. en la radio suena de todo. Depende mucho de la cultura, cada país hay que trabajarlo de una forma diferente. Es supercomplejo. Para un artista urbano si te sales de hacer los hits de radio aunque sean de urbano -aunque hoy en día todo es urbano- tienes un poco más difícil que te acepten las masas y poder tener una carrera.
Es lo que te decía de Ozuna: ha tenido que hacer cambios. Sí que se ha sacado su tema de ‘Balenciaga’ con El Dominio, pero también se ha hecho muchos temas de mujeres para discotecas. Temas suaves para poder sacar ese también.

Lo que comentas de que en E.E.U.U. en la radio suenan este tipo de cosas mas explícitas, quizá al tu posicionarte en un mercado mas amplio que no sea solo el latino, al ir a un sitio donde todo eso sí está aceptado, se te acepta aquí.
Sí, eso va así. La gente dice esta piba esta haciendo esto así, aquí la aceptamos y en otro lado… Es cierto, pero aquí no se ha aceptado aún. Porque a la masa, al público en general, que una tía hable así…
Porque de mi dicen muchas tonterías porque no lo entienden, me conocen pero no lo aceptan aún. Y a veces hace falta eso. Que desde arriba, desde otro lado, se te acepte para que digan: esto tiene un sentido.

El entender este mensaje que estás sacando tú, que es mas explícito o más real o que utiliza cierta forma de hablar… yo creo que depende de la forma en la que la música llega ahora a la gente. Antes para llegar tenías que pasar por el filtro primero y, en cambio, ahora la gente responde bien desde el principio con cosas mas explícitas o de la calle.
Sí. Ahora se acepta más, pero sigo pensando que las mujeres tenemos un handicap. En los hombres ya se acepta bastante. A mí me dicen que me sensualizo y que tal y que cual. A un tío no se lo dicen si se quita la camiseta y a mí por mover el culo sí. También me dicen que yo no sé cantar y que solo estoy buena, que solo soy guapa y que solo valgo para eso… Y es muy triste que digan eso, porque yo valgo para muchas cosas más… ¡porque todas las canciones que están sonando las he escrito yo! Y porque… a ver quién se sube a ese escenario, se pone a bailar una hora, se abre de patas, salta y hace todo lo que yo hago…. Lo que a ti te parece que es estar haciendo la guarra a mí me cuesta entrenamientos, horas, dolores, fisioterapeutas… Va en serio, la gente no tiene ni puta idea. Yo para poder abrirme en el escenario he tenido que sufrir, me han estirado las piernas hasta Toledo… Para mucha gente ese es el punto chungo, que se pase esa barrera: que deje de ser la mujer que solo quiere ser guapa y sexy y vea el sacrificio.

Esto es algo que yo creo que está mal entendido y, de hecho, lo comentaste tú en otra entrevista. La gente que lleva estudiando música un montón parece que, por eso, tiene más derecho a triunfar. Hay quién sigue despreciando el baile como si no tuviera ningún valor y no fuera virtuosismo. Y más tú entrando en profundidad en la cultura de Jamaica y el Caribe, que es entrar en una cultura de baile completamente diferente. Quizá no te coordinas con 10 personas tocando música en directo pero sí con 10 bailarinas.
Yo lo veo así. Creo que es un valor añadido, una virtud, una capacidad, y que hay mucha gente que no la valora… Pero también mucha gente que sí, coño. A mí cuándo los niños me pasan los vídeos de momentos de mi show y escucho la gente desde el público -porque yo voy con Minear y no escucho nada-. Cuando yo veo los videos de las reacciones cuando yo hago el speech, la gente está gritando “¡diosa!”, “¡guapa!”, “¡diosa!”!. Mi show sí que crea lo que yo quiero que cree en la gente, que es: ¡coño, la Bad Gyal se abre de patas!

Toda esta reacción que generas en el publico, en los conciertos, creo que tiene que ver con que es gente que viene de una generación más joven, como nosotros, que desde que somos adolescentes hemos escuchado música en discotecas y de discoteca y estamos más acostumbraos a relacionar música y baile y espectáculo.
Sí es verdad que somos una generación a la que nos ha calado ese tipo de música. En España hay un grupo concreto al que le ha calado el reggaeton. Porque yo, por ejemplo, he salido de reggaeton a saco y sí que tenemos eso, ¿sabes? Nos gusta la fiesta y también tiene un sentido que pase lo que está pasando porque todos los jóvenes estamos haciendo música de club y sonamos en las discotecas. Tiene su lógica, tiene el mejor sentido del mundo, porque todos somos la misma generación que ha crecido yendo a clubs y ahora quiere consumir eso y hacerlo.

Porque a lo mejor una artista de otra generación o que viene de otra tradición no tiene esa obsesión por el baile y quiere que lo escuche alguien en su casa.
Sí, además, mi objetivo en mi show es que la gente se sienta de fiesta, porque yo veo conciertos de trap de la escena de aquí o de donde sea y la gente está moviendo la cabeza o ni siquiera, haciendo “”eh, eh, eh, eh, eh” y en mis conciertos la gente esta perreando hasta el suelo, coño. Están con los cubatas; la gente esta desacatadísima en mis conciertos y eso es lo que yo quiero al final, porque es como yo me lo pasaría bien si estoy en el publico. Si estoy escuchando tu canción y me metes una canción de dembow dominicana (que está pegadísimo ahora) y yo no la conozco y esa canción me vuelve loca y me meto a bailar, y luego me pones un dancehall, al final me estás dando un experiencia de fiesta, y es lo que a mi me molaría y lo que sé que a mucha gente de mi generación le gusta.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies