“Sleaford Mods son dos tíos, uno mentalmente enfermo, que gritan sobre la puta sidra y el puto pollo de mierda”

Era cuestión de tiempo, dado lo mucho que les gusta a los dos cargar contra todo lo que se mueva, que Noel Gallagher y Sleaford Mods empezaran a tirarse pullas entre ellos, para regocijo de la prensa inglesa. En esta ocasión la chispa la encendió Jason Williamson, líder de Sleaford Mods, que acusó a Noel Gallagher de “tener las manos manchadas de sangre, creativamente hablando”, por estar anclado en el pasado. Para él, Gallagher es uno de los culpables de que en la música actual el contenido político y de protesta brille por su ausencia, y aclara que él mismo fue mod de joven, pero lo abandonó más tarde cuando la escena se volvió “demasiado retro”.

Y como era de esperar, Noel Gallagher no dejó pasar la oportunidad de contestar en cuanto pudo y declarar tener “las manos manchadas de sangre, y champán en el baño”, además de señalar que los de Nottingham “solo son dos tíos, uno de ellos sin duda mentalmente enfermo, que simplemente gritan como Brown Bottle sobre la puta sidra y el puto pollo de mierda”. Cuando le preguntaron acerca de si creía que Sleaford Mods eran la respuesta a la falta de rabia de clase obrera en la música británica, respondió que en Oasis había protesta y rabia, pero también había una luz al final de tunel, una “alegría furiosa” que ofrecía una alternativa y anhelos de mejorar.

Puestas las cartas sobre la mesa, solo queda esperar a ver quién es el siguiente en disparar. Y ambos son de gatillo fácil…