Ayer la banda catalana MOURN disparó todas las alarmas con un comunicado en el que acusaban públicamente a su discográfica y equipo de management Sones de apropiarse de los derechos de su nuevo álbum.

En el comunicado afirmaban que Sones ha retenido los ingresos procedentes de Captured Tracks -discográfica internacional del grupo- y del merchandising. La banda afirmaba que el disco está “secuestrado” por Sones, a pesar de que han sido los integrantes del grupo los que se han encargado de pagar el CD y no la discográfica. “Entienden que la discográfica tenga que hacer sus pagos, pero no creen que sea un buen balance”. Con estas alegaciones, “sienten tener que hacerlo público, no tienen interés en avergonzar a nadie, sólo quieren que el disco salga y poder compartirlo con todo el mundo”.

Por su parte, Sones ha respondido esta tarde y ha afirmado “que todo cuanto se nos imputa en el comunicado de MOURN es estrictamente falso”. Muestran su “mayor perplejidad ante tales acusaciones públicas, por su forma y por su contenido”. “Somos una empresa pequeña y hemos sido capaces de crear un tejido global para que el proyecto musical de MOURN pueda llegar más allá de nuestras fronteras, a nuevos mercados y a la mayor cantidad de público posible. Los resultados conseguidos confirman que se trata de un trabajo bien hecho del que nos sentimos muy orgullosos […], y supera ampliamente lo que razonablemente se nos podría haber exigido como sello discográfico y agencia de management. Pero lo hemos hecho con gusto y, a fecha de hoy, a pérdida, porque creíamos en el grupo, y confiábamos en su potencial, por lo que el daño que estas acusaciones hacen a nivel moral y profesional es incalculable.” “En las últimas semanas vivimos ambas partes una situación de desencuentro, provocado nuevamente por una serie de acusaciones y presunciones a nuestro entender absolutamente injustificadas, y que estamos tratando de resolver de forma privada, siempre con la mejor voluntad y buscando no perjudicar la carrera del grupo.”

Está claro que las acusaciones son totalmente contrarias entre las dos partes. Podéis leer ambos comunicados y juzgar por vosotros mismos.  Sólo el tiempo arrojará algo de luz sobre el asunto.