SE DESPIDEN EL 9 DE OCTUBRE EN LA SALA SIELU DE MANRESA

Las catalanas B-Violet se separan. Son diez años en activo, tres discos de ascendente calidad e infinidad de conciertos por toda la península. Quizás no inventaran nada, pero su habilidad para combinar inteligentemente punk-rock, grunge y pop con las nuevas tendencias del metal ha dado lugar a un discurso personal que, sin duda alguna, han sabido reforzar con uno de los directos nacionales más crudos e intensos de la actualidad. Para comprobarlo pueden acercarse a los próximos -y últimos- conciertos que la banda realizará este mes en Barcelona: serán el domingo 26 de septiembre en La Báscula, con motivo de las fiestas de La Mercè, el 1 de octubre en la sala Salamandra de l´Hospitalet del Llobregat junto a Unfinished Sympathy y el 9 de octubre en la sal Sielu de Manresa.