Metal de frenopático
Entrevistas / Converge

Metal de frenopático

Mikel Sola — hace 17 años
Fotógrafo — Archivo

Siempre es grato que los grupos obtengan el fruto de su esfuerzo en forma de reconocimiento. Tras diez prolíficos años en la brecha, los últimamente reivindicados Converge pueden presumir, además, de no haber tenido que rebajar ni un ápice la brutalidad de su propuesta. Jacob Bannon, su vocalista, desvela algunas de las claves de “Jane Doe” (Equal Vision/Tralla, 01).

“Es un relato autobiográfico de una relación en mi vida que se desvanecía. Trata sobre el proceso de descomponerse en esa especie de intensa confusión. El título se refiere la pérdida de identidad y de dirección en ese sentido”. El álbum ha cosechado multitud de parabienes; cabe preguntarse si sus hacedores eran realmente conscientes de las posibilidades de despegue que les ha proporcionado. “No es un disco accesible en absoluto –el tema que más lo parece sobrepasa los once minutos, como los mejores Helloween– , y muchos de los elogios nos han cogido por sorpresa. Aunque no nos preocupaba, lo cierto es que no esperábamos que la gente nos apoyara tanto como lo ha hecho”. Entre sus principales valedores se encuentra Terrorizer, una de las escasas publicaciones duras con criterio.

“Somos un grupo de punk rock. Somos conscientes del aspecto relativo al negocio, pero no nos guiamos por él”

Converge entienden que su trabajo “es mucho más personal que otra cosa”, algo que se pone de manifiesto en cortes como “The Broken Vow”, con esos 40 segundos finales que justifican la adquisición de “Jane Doe”, mientras Bannon regurgita: “me llevaré mi amor a la tumba”. Menos clarificador se muestra cuando se le interroga por la formación actual del combo. El guitarrista Aaron Dalbec, miembro de los grandes Bane (¡que no me entere de que no tienen “It All Comes Down To This”!), lo ha dejado. “Su vida personal y profesional había crecido a un ritmo tan rápido que le faltaba tiempo. Como banda, reclamábamos un gran compromiso, que él no podía ofrecer. Seguimos siendo buenos amigos”. Pero, ¿seguirán como cuarteto y Kurt Ballou habrá de multiplicarse?. Otro aspecto a tratar es la abundante discografía de los de Boston, a través de mil y un sellos. Parece que pueden arreglárselas tanto con el papeleo que supone como con los royalties. “Somos un grupo de punk rock. Desde luego que somos conscientes del aspecto relativo al negocio, pero no nos guiamos por él de ninguna manera. Tenemos acuerdos con todos los sellos con los que trabajamos, y son por obra. Equal Vision nos brinda un apoyo extraordinario en cuanto a permitirnos la flexibilidad que necesitamos”. Con todo, ha habido deslices, como permitir a Lost And Found, una escudería de abyecta reputación, la edición europea de “Caring And Killing” (95). “Nuestra experiencia fue en gran medida como la de todos los que han tratado con ellos”, confiesa, de modo que encargaron su reedición a Hydrahead. También se posiciona sobre el fenómeno encabezado por The Dillinger Escape Plan y Cave-In (el propio Stephen Brodsky ha militado en Converge), a quienes considera “grupos relevantes y trabajadores que están recibiendo la atención que merecen justamente”. Por último, me intereso por esa multiplicidad de proyectos para los que parecen encontrar tiempo: Old Man Gloom, Supermachiner, Urtica… y, por si fuera poco, ¡Bannon es diseñador gráfico y gestiona su propio sello!. Dado que no mediaba provocación, la respuesta es tan brusca como desconcertante. “Los proyectos son simplemente eso, encajan fuera del patrón de Converge. Todos nosotros hemos estado metidos en proyectos varios de cuando en cuando. Lo que decidimos hacer es lo que decidimos hacer. Según las mortales palabras de Aaron Turner (Hydrahead), `¿No te gusta? ¡No lo compres!´”.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.