A la revolución por el baile
Conciertos / Dubioza Kolektiv

A la revolución por el baile

8 / 10
Miguel Amorós — hace 5 años
Empresa — Sonde3
Sala — Salamandra 1, L'Hospitalet (Bcn)
Fotógrafo — Hara Amorós

Una divertida intro con una voz femenina en “off” nos advirtió de lo que íbamos a ver y nos animaba a hacer todo tipo de actos, desde rebelarse, hacer el amor o fumar marihuana. Salieron a escena siete músicos pegando botes y no pararon hasta casi dos horas después. Dos cantantes, un saxo (que a veces también era un cantante más), un dj, un guitarra, un bajo y un tremendo batería, todos vestidos de negro y amarillo y en constante movimiento. Porque está banda bosnia, muy popular en su país, juegan en la misma liga de esos grupos como Gogol Bordello o Kultur Shock, que piensan que ese concierto que están haciendo es el último de su vida y lo empiezan y acaban con la vitalidad al 100%. Su mezcla de ska, reggae y rock, pero con un sonido basado en las músicas balcánicas y gitanas, invita irremediablemente al baile y tuvieron un efecto inmediato entre la gente que casi llenaba la sala. Hicieron un repaso a sus seis discos, pero sobre todo presentaron los temas de “Apsurdistan”, ese trabajo conceptual en torno a un país imaginario donde el absurdo es la realidad y que pide un posicionamiento frente a todas las injusticias. Porque aunque inciten al baile, sus letras en ingles o bosnio tienen un gran contenido social, no en vano de jóvenes sufrieron las desgracias de la última guerra de los Balcanes. También presentaron canciones de su próximo trabajo “Happy Machine”, como el trepidante “Hay Libertad”, (en el disco lo cantan con La Pegatina), o “Free.Mp3”, que aboga por la distribución gratuita de la música (puedes descargarte sus discos desde su web). El final con “No Escape” y “Balkan Funk” fue de traca y con todos botando. Nos giraron la cabeza y estamos seguros de que volverán porque nos vencieron y convencieron.

Antes de ellos La Sra. Tomasa habían calentado el ambiente en el que era el último concierto de su gira. Mostraron las canciones de su primer disco “Corazón, Bombo y Son”, y demostraron lo bien que le han sentado a sus composiciones el directo. Un show muy bien estructurado que muestra ese “electro-mestizo” con que han bautizado a su estilo, porque han unido a la musicalidad de los ritmos latinos, la dinámica de la electrónica y el conjunto son temas muy disfrutables. Sus intenciones son claras, que su público baile, y lo dicen bien claro en ese rítmico “Viajeros de Son”: “porque lo único que no me gusta de tocar en un escenario, es que no estoy aquí abajo, contigo bailando”. Pues tanto arriba o abajo, nos pasamos la noche bailando.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies