En una entrevista para The Guardian

Thurston Moore se encuentra estos días enfrascado en la promoción de su nuevo álbum en solitario, “The Best Day”. Y en una entrevista para el diario The Guardian ha hablado no sólo de todo lo referente a la grabación de ese disco, sino también del divorcio con Kim Gordon, que a la postre ha significado la disolución de Sonic Youth. Y más concretamente de la forma en que la prensa internacional ha tratado el tema.

“La suspensión de actividad de la banda fue una consecuencia obligada de nuestra ruptura. Hay muy pocas bandas en las que los componentes tocan y viven juntos. Nada de lo que ocurrió fue bonito. Fue muy intenso y muy fuerte en todos los sentidos. Estoy en una banda de rock alternativa, joder. Ha sido vergonzoso. Y humillante”, explica Moore.

Aunque lo que realmente le ha molestado del tratamiento en medios ha sido una cuestión en concreto: que los medios hicieran público la identidad de la mujer motivo de la ruptura. “Afecta a la gente cercana a mí: a mi familia, a la mujer que amo,… Puede ser muy degradante y eso que intento ser reflexivo al respecto. Tan pronto como cierro el ordenador y salgo por la puerta consigo olvidarme de ello”.

Lo peor para Moore es que todas estas cuestiones parece que van a seguir dando que hablar durante mucho tiempo, ahora que Kim Gordon anuncia la publicación de un libro sobre su vida.