Desde los inicios de su carrera, la banda islandesa Sigur Rós se ha posicionado contra cualquier tipo de actitud homófoba, sobre todo su vocalista Jónsi. Ahora, hacen campaña contra la homofobia en Australia.

Hace unos meses, la antigua campeona de tenis australiana Margaret Court dio muchos titulares en su país en una entrevista en una radio cristiana. Court, que descubrió a Dios hace unos años, hablaba de boicotear las campañas a favor del matrimonio entre el mismo sexo, de que lo transgénero estaba relacionado con el demonio y sobre todo que la forma en la que se intentaba imponer la igualdad de derechos sexuales se parecía mucho al fascismo de Hitler. A partir de esas declaraciones, la también campeona Martina Navratilova instó a medios y aficionados a que pidieran un cambio de nombre del estadio en el que se celebraba el Tennis Australia –el estadio Margaret Court Arena- a causa de sus declaraciones “racistas y homófobas”. La plataforma Change.org lleva reunidas más de quince mil firmas para que eso se lleve a cabo y se use en su lugar el nombre de la campeona indígena Evonne Goolagong.

Pero es entonces cuando los islandeses Sigur Rós entran en el asunto. La banda actuará el próximo 27 de julio en Melbourne, concretamente en el estadio Margaret Court, ocasión que el grupo aprovecha para “convertir el concierto en la noche más inclusiva que jamás haya habido en la ciudad, en apoyo a la igualdad matrimonial en Australia”. Sobre ello han declarado que “sabemos que las opiniones de Margaret Court no son las de la mayoría de australianos, así que queremos sumar nuestra voz a favor del matrimonio igualitario en Australia, y lo haremos exactamente ahí, en el Margaret Court Arena. Australia debe ser un país que celebre el positivismo y la inclusión”.

Sigur Rós han creado una camiseta especial que se venderá durante la gira australiana solamente y con cuya venta se recaudarán fondos para el grupo de lucha legal Australian Marriage Equality.