El merchandising abre nuevas posibilidades para la banda

Muchos creían que ver a Johnny Rotten –John Lydon, líder de Sex Pistols y también de PiL- anunciando mantequilla por televisión y en las vallas publicitarias alrededor de Inglaterra suponía el fin de una era y la rendición de uno de los mitos del punk. Lydon justificó los anuncios de mantequilla para poder así pagar la reunión de PiL, quienes actuaron en el FIB.

Sin embargo, los Sex Pistols vuelven a la carga y presentan su propio perfume homónimo, con el famoso diseño de “God Save The Queen”. A través de un acuerdo entre los derechos de merchandising de Live Nation y la marca de perfumes Etat Libre d’Orange, Sex Pistols ya está a la venta y se distribuirá a través de Sephora y otras tiendas a un precio de unos 40 €. Además, el perfume llega ahora también a Estados Unidos.

Sex Pistols ya tenían acuerdos para comercializar ropa, imanes de nevera, utensilios de cocina e incluso despertadores con su marca. Muchos se preguntan dónde queda la integridad de la banda y sobretodo para qué tipo de público va dirigido. Sin embargo, los responsables de la producción de toda esta parafernalia, Bath, aseguran que no tiene porqué dañar la imagen de la banda, ya que “los grupos son una marca para vender y comercializar todo esto no es más que el siguiente paso”, aseguran en declaraciones concedidas a Billboard.

+INFO visita la web de Sex Pistols: Sex Pistols
+INFO lee la noticia completa aquí: Billboard