Ya han pasado treinta y cinco años del trágico suicidio de Ian Curtis (de hecho, le recordamos hace unos meses con un especial), y para rememorar al artista el que fuera bajista de Joy Division, Peter Hook, dará dos conciertos en Madrid y Barcelona.

No es otra cosa que la reinterpretación, por uno de sus fundadores, de una banda que influyó a toda una generación con sólo dos álbumes de estudio. En estos conciertos, Hook tocará temas de “Closer” (Factory, 1980) y “Unknown Pleasures” (Factory, 1979) de Joy Division, aunque también realizará un set con algunos de los clásicos de New Order.

Hook vendrá a España la semana que viene y actuará el 23 de octubre en la sala Arena de Madrid y el sábado 24 en Razzmatazz 2 de Barcelona.