La noche del pasado jueves, Pete Doherty se vio forzado a cancelar uno de los directos que iba a realizar en el Electric Ballroom (Londres) con su banda The Libertines, quienes el pasado 11 de septiembre lanzaron su nuevo álbum Anthems For Doomed Youth.

Horas antes del directo, el cantante de la banda de brit-rock sufrió un ataque de ansiedad que le impidió seguir con el concierto previsto para esa noche. En un comunicado publicado, se explica como Doherty debía alejarse de lo que le provocaba la ansiedad y decidió irse a un hotel cerca de Coventry para recibir el apoyo de sus amigos. La decisión de cancelar el concierto programado fue una decisión externa, tomada por el asesor Dylan Kerr, quien puso por delante la salud de Pete a su compromiso musical.