En las canciones de su anterior disco, Siento no haber sido lo esperado (2016), Pardo realizó la siempre complicada maniobra de cambiar el inglés por el castellano para abrirlas a otras sonoridades que en Libélula (2017)  son ya reconocibles señas de identidad.

Entre los principales fundamentos  artísticos de Pardo  destaca la manera de imprimir a sus canciones toda cultura musical que posee sin caer en el pastiche. Cada etapa que ha ido atravesando ,desde sus comienzos cómo frontman del grupo rockabilly Loveless Cousins, siendo arte y parte de Allnight Workers antes de convertirse en The Limboos, o a su paso por un “talent show” televisivo, se reflejan en un personal estilo alejado de etiquetas pero de incuestionable autenticidad.

Su cuarto disco en solitario acaba de salir a la luz bajo el título de Libélula, y en él se incluyen diez canciones en las que Pardo, junto al productor Alejandro González da un nuevo giro a su trayectoria para destapar talento y creatividad de manera contundente, agitando sin prejuicios folk, rock’n’roll, pop, boleros y cumbia.

A continuación os dejamos algunas pistas que el propio Néstor nos ha dado sobre ellas.

 

 

“Golpeado por primera vez”

Musicalmente busqué una mezcla de raíces americanas y latinas, mientras el mensaje de la lírica es una invitación provocativa como representante de un lugar mejor en tu imaginación, enfocado a lo que tú quieras….persona, perro, árbol, agua, Mongolia, playstation, marihuana, Camilo Jose Cela o el lecho de Pamela Anderson….

“Un gran plan”

Carta al aire dirigida a entrar por el extractor del detractor que solo entiende su fracaso vendiéndose como víctima de una fiesta a la que no ha sido invitado. Ironía disparada a todos esos genios incomprendidos, esos pseudo-lennons que no entienden como el mundo no se ha dado cuenta que sin ellos no somos nada.

“No sirve de nada”

Canción de amor. Sentimiento que todos conocemos y ninguno sabe explicar con certeza…. así que déjate llevar, porque como dice la canción… No sirve de nada escapar.

“El eco”

El amor platónico, la imaginación cuando es mala compañera, el eco del pensamiento constante sobre la relación con la persona deseada, las ganas de ofrecer lo que se tiene a cambio de una sonrisa. Atreverse y arriesgar.

“Moriré aquí”

Rock& Roll Cumbia enfadada, certeza sobre una situación terminada, contaminada de errores y falta de compañerismo, que aun así, garantiza un nexo inquebrantable con el sentimiento de culpa…..te preguntas porque la dejaste escapar, sin darte cuenta que, es imposible dejar que abrace el olvido dentro de tus pensamientos y anhelos. Olvidamos lo malo como herramienta inútil utilizada al cometer los mismos errores.

“Quiero atraparla”

Ella estaba en la ventana semi-desnuda y enfadada, yo hundido en un sofá al que no pertenecía, ella buscaba algo en mí que ya no existe y yo intentaba darle algo que ella no necesitaba. Le escribí esta carta y ahora la envío. Como dijo Kris Kristofferson, “le deseo lo mejor a todas las personas que alguna vez dejaron en mí cualquier tipo de amor”.

“Házme sentir especial hoy”

Cocaínomanos, que pagáis por sentiros como no os pertenece: esta es para vosotros.

“Tu belleza”

Daba su vida por estar con él diez minutos, era feliz solo con eso. Él sin embargo no era capaz de ver más allá de sus propios pensamientos, no era capaz de saber que otra persona se estaba regalando…. pero lo triste de regalarse es que hoy en día vivimos en una sociedad de consumo, y no hay escrúpulos al pedir el ticket regalo.

“Digno y pobre”

Esta va para vosotros triunfadores, que explotáis al personal en vuestro propio beneficio, que os paseáis con cabeza alta y os limpiáis el culo con la declaración de la renta. Ojalá Jehová exista y os haga disfrutar del ojo por ojo.

“Vete de mi”

Mi bolero favorito. Un honor poder interpretarlo. Escrita por el gran Virgilio Expósito.