Otro delirio visual en el clip de su nuevo single

Seamos rotundos: OK Go se merecen desde hace ya un tiempo un pedacito de cielo y un espacio entre los grandes de la música popular aunque sólo sea por sus alucinantes videoclips. La música, pues bueno… resultona, simpática, bailonga, efectista…, pero los clips que ilustran sus canciones son auténticos desafíos al intelecto y las posibilidades que ofrece una cámara de vídeo y un grupo con ganas y recursos: se encuentran de largo entre los más destacados de la última década.

Lo vuelven a demostrar una vez más con esta maravilla que sirve para ilustrar “I Won’t Let You Down”, segundo single extraído de su cuarto álbum “Hungry Ghosts”, y que viene a ser algo así como una adaptación a lo bestia de “Los paraguas de Cherburgo” con coartada nipona y tecnología contemporánea.

El clip es obra de Morihiro Harano y teóricamente se llevó a cabo sin efectos montando una cámara en un drone. Aunque vistos los resultados la verdad es que parece difícil de creer…