Moderamos una charla con las dos bandas metaleras y este fue el resultado

La tercera fiesta Ritual Cvlt Barcelona ha cambiado de emplazamiento (la sala Hangar por Razzmatazz 3) para sentar cara a cara a dos bandas extremas singulares: los barceloneses Dejadeath, que, a pesar de contar con dos discos y de su dilatada experiencia en grupos anteriores, han realizado su primer concierto bajo este nombre; y los británicosNecro Deathmort, duo que cruza el Doom y el Death Metal con la electrónica. Un programa doble de excepción para eruditos de las sonoridades más oscuras, selectas y potentes. El espacio registró un lleno considerable para presenciar el estreno de Dejadeath: una brutal trituradora death-grind-doom que combinó riffs aplastantes, blastbeats de vértigo, medios tiempos corpulentos e innumerables samples de voces, plegarias y demás detalles sonoros acompañados de impactantes proyecciones. Una experiencia absolutamente excepcional, ya que no aseguran repetirla. Tras ellos, Necro Deathmort irrumpieron en un formato algo más sobrio, armados con guitarras y ordenador, y desplegaron su espiral de beats y distorsión para acabar de arrollarnos. Resulta curioso cómo dos tipos, Matt y AJ Cookson, consiguen generar un ente sonoro de tales fuerza, cuerpo y magnitud. Los cimientos de la sala temblaron; la sombra de Godflesh planeó por encima de nuestras cabezas y, pese a algún que otro problema técnico que obligó a terminar el set de forma precipitada, vivimos un concierto tan brutal como distinto y memorable.

Como es tradición en las fiestas Ritual Cvlt, todo ello estuvo precedido por una mesa redonda, “charla informal” si lo prefieren, entre las bandas participantes y arbitrada por Mondo Sonoro. Durante casi 40 minutos, ambas intercambiaron ideas, rieron y hablaron de infinidad de temas, desde su personal visión musical hasta consideraciones etimológicas sobre sus respectivos nombres. Aquí tienen un resumen de la conversación dividido en un puñado de ítems.

Metal diferente y sentido del humor

Mondo Sonoro: ¿Os critican mucho por no ser una banda de Metal “de verdad”?

AJ Cookson (Necro Deathmort): En realidad no tanto; y es sorprendente, teniendo en cuenta el tipo de música que hacemos. Hace poco, por ejemplo, tocamos en un festival en Leeds con un montón de bandas de Metal, y todo el mundo parecía aceptarnos. Ten en cuenta también que para nosotros este formato empezó siendo el más cómodo, en el sentido que, cuando teníamos una idea para una canción, podíamos trabajar en ella en cualquier sitio en el que pudiéramos encender el portátil. Cualquier banda “normal”, hubiera dicho en ese momento “vale, y ahora pongámosle batería a esta melodía”, cuando nosotros ya habíamos acabado y estábamos trabajando en la siguiente canción. Llegó un punto en el que acumulábamos unas quince canciones que ni siquiera teníamos intención de editar en un álbum, y ése es el motivo de que tengamos un nombre tan estúpido.

Matt (Necro Deathmort): Sí, nunca se nos ocurrió que íbamos a verlo estampado en una camiseta cinco años después… (ríe).

Mondo Sonoro: ¡De hecho, Dejadeath también es un nombre bastante estúpido!

Andy Kruger (Ex-Dejadeath): Significa “pereza”, “desgana”; es un juego de palabras en castellano.

Matt: Oh, yo pensaba que era un juego de palabras con “déjà-vu”… (ríe).

Mr. Ax (Dejadeath): Me consta que todavía hay castellanoparlantes que no ha pillado el chiste. Dicen cosas como “deijideiz” o “daijidiz” (risas).

Andy: Si no recuerdo mal, hay un DJ que se hace llamar “DJ …”

Todos: ¡¡¡…DJ DEATH!!! (risas)

Mr. Ax: ¿Sabéis lo que significa “Mort”?

Matt: Sí, significa “Muerte”… Así que, técnicamente, nuestro nombre significa “Mortífera Muerte Mortal”.

Mr. Ax: ¡Lo decía porque “Mort” también significa “Muerte” en catalán!

Matt: Sí, creo que en la mayoría de lenguas románicas.

Andy: Tendríais que haberos llamado “Thanathos Necro Deathmort”.

Matt: Para fardar de Latín, sí (ríe).

Mondo Sonoro: Está claro que el sentido del humor es algo importante para ambas bandas…

Matt: Bueno, es importante en la vida, ¿no? Incluso si tocas en un grupo de Metal… Puede que incluso alguna vez haya conocido a alguien sin ningún sentido del humor.

Presión vs. libertad

Mondo Sonoro: Da la impresión de que tanto NDM como Dejadeath son proyectos en los que no teníais la responsabilidad o la presión de “estar en un grupo”, y consecuentemente no tenías que enfrentaros a las expectativas de nadie. Pero ahora, paradójicamente, ambas bandas estáis empezando a adquirir reconocimiento, quizá porque os habéis sentido libres de hacer lo que realmente os ha venido en gana.
Christopher: Absolutamente. O sea, yo ya tengo treintaisiete años. No sé vosotros, tíos, pero…

Matt: Sí, treinta y tantos, también.

Christopher: Pues eso. Hemos llegado a un punto en el que lo que nos apetece de verdad es divertirnos. Sólo queremos hacer música. Para nosotros, nuestro vínculo es el sentido del humor. Reírnos de todo y a tomar por culo.

Edgar: Es como si el Death Metal fuera tan sólo un lenguaje que os resulta familiar, con el que poder expresar vuestro nexo artístico, que es en verdad el humor.
Christopher: ¡Probablemente! Sabes, nosotros crecimos con la vieja escuela del Death Metal; así que para nosotros es la excusa perfecta para volver a tener un poco de aventura, hacer vídeos, explorar cosas y enfrentarnos a todo aquello que nos jode. En realidad, el grupo empezó cuando nos juntamos en un bar para escribir letras al azar. Hasta el nombre es una puta broma, joder.

El peso de Godflesh y Scorn

AJ: Empezamos a hacer música desde el mismo momento en que nos conocimos, hará unos diez años. Recuerdo que la primera vez que nos vimos, Matt tenía un montón de CDs en la mano y me dijo “escúchatelos y luego hablamos”. Yo ya conocía muchos de ellos, pero otros me abrieron las puertas a un mundo totalmente nuevo.

Mondo Sonoro: ¿Por ejemplo?

Matt: Bueno, básicamente, AJ nunca había escuchado nada de Justin Broderick ni nada parecido en aquel momento, así que le dije “este tío es básicamente tú”.

AJ: Yo estaba haciendo mucho Drum & Bass y música electrónica y Metal Industrial y cosas así; y Matt me dijo que básicamente estaba haciendo Godflesh. Yo no era consciente de ello en aquel momento; evidentemente conocía el proyecto, pero ignoraba muchas de sus facetas.

Mondo Sonoro: ¡Deberías hacerle una remezcla!

Matt: Nos encantaría, sí… Incluso se nos ha pasado por la cabeza enviarle un email al respecto. A quien sí le enviamos uno fue a Mick Harris de Scorn.

Mondo Sonoro: Todavía no he superado que Mick decidiera ponerle fin al proyecto. Era uno de mis proyectos favoritos de música electrónica de todos los tiempos.

Matt: Sí, del todo infravalorado. Es un metalero haciendo música electrónica, y no hay muchos de ésos que realmente hagan buena música.

Rompiendo barreras

Matt: Creo que el Metal siempre llevará un retraso de diez años con respecto a la música electrónica, ya que dentro del primero sigue habiendo un montón de prejuicios contra los teclados, los sintetizadores y todo eso rollo de ser “auténtico” para seguir sonando como en 1986, ya sabes.

Mondo Sonoro: Bueno, el hecho de que Scorn toque en el Roadburn es un síntoma de que estas barreras han empezado a desaparecer de algún modo, como comentábamos al principio…

Matt: Bueno, es verdad… Las únicas críticas que recibimos tuvieron lugar después de sacar nuestro primer álbum; algunos medios creyeron que los títulos divertidos de las canciones estaban echando a perder la atmósfera tenebrosa. No me lo tomé muy en serio, soy el puto autor, ya sabes… Escucho mucho a los Melvins, que son como el paradigma de la estupidez en la música… Lo han hecho todo, literalmente todo lo que podría hacerse con un grupo de Rock.

Mondo Sonoro: Dejadeath, ¿dónde escribisteis las letras de “¡¡¡Viva Dios!!!”?

Christopher: Bueno, crecimos en un entorno católico, y una de las cosas más características de la Iglesia Católica es que quiere tener un gran control sobre las cosas que deberíamos hacer, lo cual resulta extremadamente ridículo. Evidentemente, en España, con el nuevo gobierno, toda esta voluntad de control está volviendo a surgir, y sencillamente no podemos soportarlo. Y como tantas otras tradiciones en España, es jodidamente ridículo y chapado a la antigua. Así que nos lo pasamos de puta madre meándonos en ello, exagerándolo y sacándolo de contexto.

Entre dos mundos

Mondo Sonoro: Necro Deathmort, alguien os ha descrito como “el eslabón perdido entre Black Sabbath y Kode9”. ¿Estáis de acuerdo?

Matt: No mucho, no (ríe). Creo que tenemos más en común con Kode9 que con Ozzy, la verdad.
Mondo Sonoro: Vuestra estética musical hace que podáis tocar tanto en Sónar como en Roadburn, ¿qué audiencia os gusta más?

AJ: Bueno, eso nunca lo sabes. Una vez teloneamos a Atari Teenage Riot y, a lo largo de todo nuestro concierto, había un tipo en primera fila con los puños alzados y los pulgares hacia abajo. Matt me estaba mirando todo el rato, en plan (hace una mueca de disgusto, todos ríen). Así que acabamos de tocar y Matt me dice “venga, larguémonos de una puta vez, metamos todo en el coche y démonos el piro”. Y mientras estábamos cargando el coche, vemos que el tipo de los pulgares hacia abajo sale de la sala, realmente cabreado, viene hacia nosotros y nos dice “tíos, ha sido LA HOSTIA” (risas). Así que le pregunto “tío, ¿entonces por qué tenías los pulgares hacia abajo?”, y me responde: “bueno, me pareció que era lo más correcto, ¿no? Los pulgares hacia arriba hubiera sido demasiado alegre, no va con vuestro rollo” (siguen las risas).