El cuerpo de Holger Czukay, miembro fundador de Can, fue encontrado hoy sin vida en el mítico estudio que usaba la banda en Weilerswist (Alemania), donde también vivía.

Las malas noticias vuelven a rodear al grupo alemán, que ya sufrió la muerte de otro de sus miembros fundadores, Jaki Liebezeit, en enero de este año. El protagonista esta vez es Holger Czukay, quien fuera bajista e ingeniero de sonido de Can y uno de los responsables de introducir la vanguardia en la música popular. Sus estudios con Karlheinz Stockhausen y la consiguiente influencia de la electrónica temprana unida al interés hacia el rock provocado por los Beatles más psicodélicos, The Velvet Underground y Frank Zappa lo llevaron a ser pionero del sampleado, así como uno de los primeros en acercarse al ambient y a la mal llamada world music antes de que exisitera dicho término. En sus trabajos en solitario destacó, de hecho, por utilizar técnicas habituales en la música concreta -cuyo “padre”, Pierre Henry, fallecía también este año– así como por el uso habitual de sonidos de radio de onda corta.

“11 Years Innerspace”, publicado por Grönland Records en 2015, fue el último lanzamiento de Czukay en solitario. En lo que a su antigua banda se refiere, Mute lanzó en junio de este año “Can – The Singles” y hay una biografía autorizada de dos volúmenes, “All Gates Open”, prevista para el año que viene.