El músico ecuatoriano Mateo Kingman nos dejó una versión de “Dame tu consuelo”, uno de los temas de su debut, antes de tocar en Madrid el pasado 12 de mayo.

Ese primer largo, “Respira” (AYA Records/ZZK, 16), lo ha convertido en una de las grandes promesas llegadas del otro lado del charco. Un sonido que une lo orgánico y lo electrónico, que une grabaciones de campo y percusiones tribales con deep house y cajas de ritmos, y que aprovecha su contexto más allá de la mera anécdota. Con esta interpretación de “Dame tu consuelo”, grabada sin banda en la sala Costello, deja un buen ejemplo de ello.

Dentro de un mes y medio aproximadamente volverá por España para tocar, de momento, en tres festivales: el Portamérica, el Pirineos Sur y, cómo no, el Río Babel.