Familiares, músicos y amigos asistieron a un acto emotivo de inauguración

Por fin se ha hecho realidad el deseo de muchas de las personas que compartieron con Joe Strummer su paso por Granada. Y es que la relación del líder de The Clash con la escena granadina no fue flor de un día y dejó huella. Es por ello que el Ayuntamiento de la capital andaluza se haya hecho eco de una insistente petición popular suscrita a través de Facebook, y desde el pasado 20 de mayo el barrio granadino del Realejo tiene entre sus rincones una placeta con el nombre de Joe Strummer.

El acto de inauguración contó con la presencia de muchos miembros de la familia Strummer, como Gaby Slater su primera esposa y Lucinda Garland su viuda, así como las hijas que tuvo con ambos matrimonios. Entre ellas Lola, que nació justo cuando Joe Strummer estaba grabando con 091 aquel mítico “Más de cien lobos” y que se encargó de decubrir la placa. “Recuerdo que yo le decía en plena grabación, tú le tienes que poner a tu hija Dolores”, comenta el ex 091 Jose Antonio García. Y es que la relación con “los cero”trascendió más allá de lo profesional y este homenaje ha sido una buena oportunidad de recordar aquellos días de vino y rosas. “Para mi ha sido muy emotivo encontrarme con su familia y compartir unos días con ellos.  Gaby se acordaba mucho de nosotros, sobre todo porque eramos los causantes de que cuando Joe venía a Granada con ella, este desapareciera varios días”.

Es por ello que los ex miembros de 091, Jose Antonio García y Antonio Arias -Tacho González también estuvo entre el público y Jose Ignacio Lapido se ausentó por motivos de promoción de su último disco- improvisaron un concierto electroacústico para la ocasión junto a otros músicos británicos que compartieron escenario con Strummer, como Richard Dukanski, batería The 101ers, su primera banda. A ellos se unió Jen Finer (banjo en The Pogues) que acompañaba a su esposa Marzia Faquhar, gran amiga de Joe,  y Callun Sadler actual pareja de Lola Strummer con la que comparte también un proyecto musical, Dark Moon. Se esperaba la visita de Pablo Cook de The Mescaleros, último proyecto de Joe Strummer antes de su fallecimiento en 2002, pero al final no pudo estar en Granada.

En la recien inaugurada plaza sonaron canciones de ida y vuelta como “London Calling”, “Spanish Bombs”, “¿Qué fue del siglo XX?” o “La vida que mala es”, y desde ahora el eco de una amistad que se vivió intensamente en las calles y los bares de Granada.