El artista nos cuenta más sobre su gira por México

Hace unos días os presentábamos la primera parte del diario de Carlos Ann durante su gira por México.

Aquí tenemos la segunda parte. Cuatro días más de lo que aconteció durante su paso por tierras de camino a Tijuana.

25 de Julio

Estamos de camino a Tijuana, tenemos el primer concierto que abre la gira mexicana.

Me olvido en el hotel de México DF la tarjeta de migración y en el aeropuerto de Tijuana me prohíben la entrada, me quieren devolver al DF. Después de estar hablando un rato largo con la policía, acabamos bromeando y les cuento que si me dejan entrar les tendré presente en alguna canción. Finalmente entre risas los convenzo y me conceden el permiso pero me advierten que cuando vuele hacia mi próximo destino me devolverán a Tijuana y no conseguiré jamás salir de la ciudad, me suena a película de terror, sonrío y les agradezco el favorcete, ya se me ocurrirá algo en el siguiente aeropuerto.

Me dirijo a la rueda de prensa donde me esperan un montón de periodistas totalmente escépticos ante la visita, me cuentan que pocos músicos internacionales visitan Tijuana debido a que últimamente ha habido una serie de promotores que anunciaban conciertos totalmente falsos y vendían entradas anticipadas y se quedaban el dinero recaudado, de ahí que nadie se crea que mi visita sea cierta, comentan que los seguidores han descartado mi visita y nadie parece creerlo. Distribuyo en las redes que ya estoy en Tijuana, me parece la única manera de salvar el show.

Sorpresivamente la sala se empieza a llenar y hacemos un buen concierto. Recibo varios arañazos de féminas poseídas y abrazos de esos que tu propia columna vertebral acaba en el cuerpo del otro. Al finalizar el show hay firma de discos y corriendo nos vamos a descansar. Llegamos al hotel a las 2:30. A las 4:45h ya estoy en pie para regresar al aeropuerto… maldita vida del rock&roll, en estos momentos te planteas en dejar todo y llevar una vida un poco más ordenada…

26 de Julio

Aeropuerto. Tijuana/León. Visualizo antes de volar que nadie me va a pedir la tarjeta de migración y que soy invisible, y así sucede. Conseguimos llegar a León. Dejamos las cosas en el hotel y nos preparamos para hacer el segundo show. Al aire libre, en un terraza enorme, detrás un escenario inmejorable: la catedral de León iluminada.

Es un show VIP, la gente está sentada con sus mesitas. Mi primer objetivo será en que se levanten y bailen y mi petición, que no llueva, ha estado lloviendo cada día en León. El cielo escucha mi súplica y acaba siendo una verdadera fiesta.

30 de Julio

De regreso a México DF me espera más promoción por la mañana y una firma de discos de “Agatsu” por la tarde. La cola es muy larga y la firma dura aproximadamente tres horas. Una de las cosas curiosas que tiene México es que es un país fetichista y a sus gentes les apasiona coleccionar todos los discos, la firma es un tutti-fruti de discos y libros.

En la misma firma me cuentan una historia triste que me deja consternado durante todos estos días.
Una seguidora “Chica Underground” (nombre de una canción del álbum “Descarado”), fue brutalmente violada y asesinada después de salir de fiesta en Toluca. Recuerdo que siempre me comentaba en las redes. Su amiga me pide firmar una fotografía mía con la fecha de su fallecimiento para llevarla al cementerio. Nos emocionamos y le enviamos nuestras bendiciones más sinceras. Por la noche en el hotel no me quito esta historia de la cabeza y durante horas entro en un bucle de pensamiento.


Jueves 1 de Agosto


Hoy es jueves y continua la gira, hoy toca Puebla, una bonita ciudad que está a dos horas en carretera desde DF, será la tercera vez que toco ahí. Me muero de ganas.