20th Century Fox ha despedido a Bryan Singer, director de “Bohemian Rhapsody”, a falta de tres semanas para finalizar el rodaje.

El estudio le acusa de ausentarse prolongada e inesperadamente del set, y otras voces han puesto el acento en la mala relación entre Singer y el protagonista del biopic, Rami Malek. Pero Singer ha explicado que la razón detrás de todo es que la Fox le ha prohibido pasar unos días visitando a un familiar gravemente enfermo: “No quería otra cosa que poder acabar este projecto y ayudar a honrar el legado de Freddie Mercury y Queen, pero Fox no me lo ha permitido porque necesitaba poner temporalmente mi salud, y la de mis seres queridos, primero”. Thomas Newton Sigel, director de fotografía de la película, habría asumido las funciones de Singer en varios de los días en que este ha tenido que ausentarse del rodaje. Por lo que cuenta el director faltaban menos de tres semanas de rodaje, por lo que es probable -sobre todo teniendo en cuenta que la Fox no querrá perder el dinero invertido- que la película se finalice igualmente sin contar con él.

Singer ha dado explicaciones también acerca de su relación con Malek, de la que se lleva hablando durante más tiempo: “los rumores de que mi salida de la película fue provocada por una disputa con Rami Malek son falsos. A pesar de que, en ocasiones, tuvimos diferencias creativas en el set, Rami y yo hemos dejado esas diferencias detrás y hemos continuado trabajando en la película juntos hasta prácticamente el día de Acción de Gracias”.

El estreno de “Bohemian Rhapsody” está previsto, en principio, para el 25 de diciembre de 2018.