Lemmy Kilmister, bajista y líder de Motörhead, murió el 28 de diciembre de 2015, dejando un gran vacío entre los aficionados al rock de todo el mundo. Ahora bien, desde entonces se le han rendido diversos homenajes, muchos artistas se han rendido a sus pies y hasta se le ha puesto su nombre a un cocodrilo antediluviano como homenaje.

Suena extraño, pero cierto, según informan medios como las agencias Reuters, Europa Press o periódicos como The Telegraph. En 1909 se desenterró en la localidad británica de Peterborough el fósil de un cocodrilo del período jurásico de casi seis metros de longitud y que ha estado en exposición hasta que recientemente se volvió a él para estudiarlo de nuevo.

El caso es que, entonces, los científicos determinaron que se trataba de una especie con más de ciento sesenta años de antigüedad y distinta a las conocidas hasta el momento, lo que les obligaba a buscarles un nombre. Fue entonces cuando al equipo de las doctoras Michela Johnson y Lorna Steel de la Universidad de Edimburgo se les ocurrió que podrían llamarlo “Lemmysuchus”, que significa en latín “el cocodrilo de Lemmy”.

La idea surgió después de que Steel recordase la canción de Motörhead “Love Me Like A Reptile”.