Guns N’ Roses, LCD Soundsystem y Calvin Harris son los tres grandes cabezas del cartel, uno al que nunca hay que perder de vista por los ecos que suele tener…

La atención que se presta al Coachella suele ser, más que por la posibilidad remota de comprar billete de avión y entrada manteniendo a la vez los dos riñones intactos, por servir de guía para otros carteles más cercanos. Y es que no pocas veces el Primavera Sound (y el FIB, aunque en menor medida) comparten buena parte de sus nombres internacionales con el festival nortamericano, y el hecho de que su cartel se conozca relativamente pronto por ser uno de los primeros en celebrarse -mediados de abril- ayuda bastante.

Pero este año, además, hay otra baza en el tablero de juego: una gran reunión, la de -supuestamente- la formación original de Guns N’ Roses, y una esperadísima vuelta a los escenarios, la de LCD Soundsystem, que han hecho correr ríos de tinta en los últimos días. Los segundos ya han confirmado que además de su paso por el festival habrá gira y nuevos lanzamientos este año, mientras que de la reunión de los primeros sigue sin haber demasiada información en cuanto a planes de futuro y alineación exacta, aunque ya está confirmada la presencia de Axl Rose, Slash y Duff McKagan. Junto a ellos, Calvin Harris se coloca como el tercer cabeza de un cartel que, además, tiene mucho que decir en letras medianas y pequeñas.

Como era de esperar, figuran los autores de varios de los grandes discos del pasado año (véase Sufjan Stevens, Grimes, Belle & Sebastian, Chvrches, Courney Barnett…), pero también otros nombres que llevan tiempo sin subirse a un escenario ni dentro ni fuera de nuestras fronteras, como es el caso de The Last Shadow Puppets, Sia o The Kills. La lista de nombres sería muy larga de detallar, así que mejor mostrar el cartel… y dejar que empiecen a correr las apuestas.

 

coachella2016