Durante una rueda de prensa, Justin Vernon explicó los pormenores de “22, A Million”.

Anoche en Eau Claire, Wisconsin, Justin Vernon (el hombre tras Bon Iver) hizo algo que es bastante raro, o al menos poco común, en el mundo de la música independiente: una rueda de prensa. A lo largo de 1 hora y 40 minutos, el cantante y compositor compartió con la prensa detalles muy jugosos sobre su nuevo trabajo “22, A Million” (Jagjaguwar, 16), que se pondrá a la venta el próximo día 30 de Septiembre.

Para empezar, y trás la pertinente escucha del disco, Vernon contó que el extraño sonido de su nuevo trabajo se originó a raíz de un loop de batería creado por BJ Burton.  “22, A Million” suena más radical que sus predecesores y se aleja en gran medida de “esa especie de naturaleza triste” que les definan, según sus propias palabras. También contó como una de las principales inspiraciones para el álbum fue un viaje que realizó en soledad a una isla griega el año pasado y cómo ha decidido dedicárselo al cantautor Richard Buckner y a la cantante de gospel Bernice Johnson Reagon, dos artistas a los que admira profundamente.

Otro cuestión ciertamente llamativa son los títulos de las canciones, prácticamente jeroglíficos impronunciables, tales como “22 (OVER S∞∞N)”, “10 d E A T h b R E a s T ⊠ ⊠.”, “29 #Strafford APTS”,  “666 ʇ” o “____45_____”.  Puedes escuchar dos de ellas a continuación: