Es el gran titular que ha dejado la entrevista de Bon Iver con Laura Barton (The Guardian), una de las pocas entrevistas promocionales que está dando a raíz del inminente lanzamiento de “22, A Million” (Jagjaguwar, 16).

“No tienes que ser hipócrita, pero no está mal ser un poco recto. Debes creer en algo. Preferiría que Beyoncé no hubiera hecho una gira Pepsi. No aceptes dos millones de Pepsi si eres un modelo para las chicas jóvenes. No hagas eso. Esas cosas me enfurecen. Y no tengo miedo de hablar de ello”.

Estas palabras de Justin Vernon (Bon Iver) han abierto la caja de los truenos. En parte porque los patrocinios de marcas en conciertos y festivales siguen siendo un debate pendiente, pero sobre todo porque muchos lo han tachado de hipócrita por sus acciones pasadas: él mismo llevó a cabo una gira auspiciada por la marca de whiskey irlandés Bushmills en 2011 que fue criticada en su momento por compañeros de profesión como The Avalanches. Más tarde Vernon se mostraría arrepentido de aliarse con una corporación de este tipo, aunque también reconocería que gracias a ello pudo construir su estudio sin tener que pedir ningún préstamo e intentaría, en parte, justificarse alegando que a su padre le gustaba mucho la marca.

Algunos como Robin Pecknold (líder de Fleet Foxes) han sido tajantes con estas últimas declaraciones. Este subía un post a Instagram -ahora borrado- con la portada de “The Emperor’s New Clothes” (“El traje nuevo del emperador” o “El rey desnudo” en español) y un par de comentarios nada sutiles: “¿Es Pepsi y Bushmills una bedida? La voy a llamar ‘El Patriarcado'”.

Polémicas aparte, Vernon ha defendido su intención de romper con las dinámicas habituales de promoción, lanzamiento de disco y gira multitudinaria. Básicamente, quiere seguir siendo fiel a cierta autenticidad que siempre le ha sido inherentemente asociada y quiere que los conciertos sean algo más que una tragaperras gigante: “Quiero capturar la vitalidad, la necesidad de la actuación […] tocar en sitios con un equipo de calle, un camión con un generador para tocar en cualquier sitio… que no sea solo un ejercicio de coger dinero”.

También ha hablado sin pelos en la lengua sobre la depresión que le provocó la repentina fama tras su segundo álbum, “Bon Iver” (4AD, 11), y cómo Kanye West fue una de las personas que le ayudó a salir de ella: “Kanye habla de que debes amarte y creer en ti mismo. Le oí decir hace poco ‘me amo a mí mismo para que otros puedan amarse a sí mismos’. Para que se levanten de la cama por la mañana, pongan una canción y digan ‘fuck yeah’. De eso se trata”.

Bon Iver lanza este viernes 30 de septiembre su nuevo disco, “22, A Million” (Jagjaguwar, 16)”, y de momento no hay ningún concierto confirmado en España.