Rozando las cincuenta mil personas la noche del sábado, la séptima edición del festival AlRumbo de Chipiona (Cádiz) mejora con creces su propia marca.

Las actuación de The Prodigy o ver de nuevo sobre el esceanrio a Violadores del Verso, entre los momentos álgidos de un fin de semana trepidante en la costa gaditana. La organización además habla de unas cifras de retorno económico cercanas a los quince millones de euros.

Destacar también los conciertos de Martin Garrix, Vetusta Morla, De La Soul, El Canijo de Jerez, Lori Meyers, Nneka  o Juanito Makandé… Para el recuerdo quedarán también algunos momentos casuales, como El Langui subiendo a sus hijos al escenario para demostrar que el flow está en los genes o el actor Alex O’Dogherty arrancándose por el “Bolillón” junto a sus admirados No Me Pises Que Llevo Chanclas o el emotivo homenaje de Gipsy Kings a sus compatriotas fallecidos en el atentado realizado en Niza durante el festival.

Desde la organización de Alrumbo Festival quieren agradecer especialmente al público su excelente comportamiento durante el evento: todo un dechado de civismo que se ha saldado, pese a la magnitud y dimensiones del festival, sin incidente alguno.