La banda pamplonesa de hardcore/metalcore dará un concierto de despedida en la Sala Zentral el próximo día 17 antes de un parón que nadie asegura que no sea definitivo y que será efectivo tras su show en el Resurrection Fest en julio.

¿Una despedida para siempre? ¿Un descanso indeterminado? Nadie de momento es capaz de asegurar nada, lo que sí sabemos es que de momento los navarros no estarán ni sobre los escenarios ni en el estudio. Dawn Of The Maya, tras diez años de carrera en al que han firmado cuatro discos, el último “Colossal” hace tan solo un año, presentado en el mismo lugar y sobre el que nos concedieron entrevista, y sus correspondientes giras que les han llevado a recorrer toda Europa, han decidido poner un punto a esta experiencia, quien sabe si seguido o final. La banda ha decidido de esta manera cerrar esta etapa con un concierto en su ciudad natal, antes de quedar en “stand-by” (según sus propias palabras) tras su concierto en el Resurrection Fest el próximo mes de julio.

Dawn Of The Maya son reconocidos como una de las bandas mas importantes de todo el país en su género, el metalcore, y sus trabajos se han situado entre los mejores de su género en varias ocasiones en nuestra publicación (ver aquí). Para la gran fiesta de despedida, los pamploneses contarán el próximo 17 de febrero con dos invitados de excepción: los locales Chotakabra, encargados de abrir el recital presentando su nuevo EP “Autoestima” y Corrosive, de Mendavia, que llegan con su nuevo disco “Resilience” bajo el brazo.

Las entradas anticipadas se encuentran en la web de Zentral y en los puntos físicos habituales a 7 euros. El precio en taquilla es de 10 euros.