El esperado tercer disco de la británica, cuatro años después de “21” (XL Recordings/Popstock), verá la luz en noviembre, según Billboard.

El de Adele es uno de esos álbumes que justifican el adjetivo “esperado”. Tras alcanzar un éxito masivo a todos los niveles con “21” (XL Recordings/Popstock!, 11), la cantante se ha tomado su tiempo para trabajar en su tercer LP, al que solo le quedan dos meses para ver la luz. Un álbum del que aún se conocen muy pocos detalles, aunque a no ser que haya una sorpresa las apuestas por el título no están muy cotizadas.

Esos pocos detalles conocidos, aunque aún no haya una confirmación oficial, giran en torno a las colaboraciones, entre las que estarían Tobias Jesso Jr., Danger Mouse, Max Martin y Ryan Tedder, mientras que Emile Haynie se habría encargado de la producción.