La banda de Pamplona Nuevos Hobbies nos presenta en exclusiva el lanzamiento de su primer álbum en formato largo, “Palmeras”, que ve la luz a través del sello alicantino Pretty Olivia Records y cuyo vinilo estará disponible a partir del próximo 21 de noviembre.

El disco consta de 10 temas que han sido grabados y producidos por Yon Vidaur (Ama, Havoc) en Muir Estudio en Donosti entre enero y marzo de 2017. Según nos cuentan, “el proyecto surge a partir de las demos grabadas por Raúl Bernarte (voz y composiciones) y Alberto de Emma (bajo, guitarras y teclados). Con una producción que mira a las islas británicas, el sonido del disco plantea un coctel que combina influencias de “Brincos, The Smiths y Luna””. Unas canciones que han sido compuestas  Raúl Bernarte “siguiendo la soflama de Morissey en Panic”, según indica. A partir de historias vividas y otras oídas nos sumerge “en la tragedia y el gozo de las relaciones humanas tanto en la vida analógica y en la digital que ya están tan mezcladas”.

Nuevos Hobbies comenzó su andadura en el año 2012 como proyecto personal de Raúl Bernarte en forma de “bedroom band” y con la filosofía de la autoedición y el “Hazlo tu mismo”. Posteriormente el proyecto comenzó a crecer a formato de banda con la incorporación de Alex Lacalle a la guitarra (Almanaque Zaragozano, Exnovios, Río Arga) y de Xabi Jareño (Sonic Toys, Chinchetas) a la batería. Tras varios cambios en la formación, finalmente la banda forma un cuarteto compuesto por Raúl Bernarte (voz y composiciones), Alberto de Emma (guitarras), Xabi Jareño (bateria) y Borja Alkate (bajo).

El álbum llega tras dos EPs, “Gripe” a través del sello Sweet Grooves Records (2015) y “Los nuevos hobbies” publicado por Bobo Integral (2013).

El cuarteto nos desgrana tema a tema el álbum:

1) “Dime que no se acaba”
Queríamos hacer algo entre el pop y el soul con nuestras habituales guitarras jangles, muy del rollo de bandas británicas de finales de los ochentas tipo Orange Juice. Una canción sobre la muerte y el frío que se nos va metiendo en los huesos con el paso del tiempo y toda la fuerza con que nos resistimos a él. Finalmente es casi como un epitafio “buscaré el calor y allá donde esté, me pegaré como una lapa” y nos sirve de introducción a todas las historias del disco.

2) “Palmeras”
La canción que da título al disco, los desayunos con palmeras que añoramos y que nos hacen ser yonkies de los momentos dulces y cálidos perdidos y de los que vendrán. Recordando a The Orchids, también hablamos de la playa, los bikinis de rayas y de los veranos que nunca deberían acabar.

3) “La helada”
Esta canción de lo helados que podemos llegar a estar por dentro. Solo tiene 2 acordes, que se repiten en bucle y una textura muy a lo Luna o Ultimate Painting que nos mete el frío en el cuerpo

4) “Aterrizaje”
Los Smiths dicen en Reel around the fountain, “quince minutos contigo, la gente no ve valor en tí pero yo sí”. A partir de esta frase surge esta historia de encuentro entre dos sosos y tontos de la noche y de los bares, que se cruzan en los 3 minutos que dura la canción.

5) “Todo pueda aún empeorar”
Alarma en los tiempos de la posverdad y de los fakes, nadie sabe que puede pasar si te ves en el ojo del huracán de las redes sociales. Este tema gospeliano lo rescatamos y regrabamos de una recopilación navideña del maravilloso y extinto sello de Pamplona, Chin-Chin records al que debemos nuestro primer concierto en una de sus fiestas. Chin-chin forever!

6) “Borraría todo lo tuyo”
Otra vez le damos un toque soul norteño a esta canción de despedida amarga. Cuando pasar página es urgente y vaciar la memoria y las memorias cuesta. Tiene un aire a los Comet Gain o a unos Housemartins pero con amargor.

7) “En el ascensor”
Es el tema más embriagado del disco, una oda al vino y a volver a casa soñando y tropezando. El ascensor es un lugar de encuentros incómodos pero no siempre. Estamos muy orgulloso del solo de guitarra tan vaporoso y de la acústica intro un tanto.

8) “Háblame, mírame”
Está inspirada en “I got you babe” que cantaban Sonny y Cher pero en este caso Sonny no se va atrever a hablar con Cher. Es la primera vez que grabamos arreglos de vientos y no será la última. Aquí revindicamos nuestro amor por el pop de los 60s, Los Brincos, Los Ángeles, Los Gritos.

9) “La hora Wifi”
La frase surgió de la canción de Chuck Berry “In the wee wee hours”, que se que puede traducir “a las tantas de la madrugada” y queríamos que fuera un bucle de rock and roll con muchos hipervínculos. Es una road song pero a golpe de ratón.

10) “Noche en tu habitación”
Cerramos el disco con prisas y distraídos, empachados de palmeras y sin rumbo claro, un poco a lo Pastels. Volveremos a empezar o ya no hay nada que nos emocione?. Quien sabrá? Mucha suerte a todo el mundo.

Escucha a continuación el pop sofisticado de “Palmeras”:

También disponible el audio en Spotify: