El británico George Van Den Broek, más conocido como Yellow Days, combina su personal voz con sus letras sobre desgarros románticos para crear una propuesta con corazón y nervio. Lo demuestra en trabajos como “Harmless Melodies EP” (Good Years, 16), que está entre el material que vendrá a presentar dentro del cartel del festival Primavera Club (21 octubre en Barcelona y 22 de octubre en Madrid).

¿Qué es lo mejor y lo peor de girar por el mundo?
Para mí lo mejor es salir por ahí con mi banda. Son mis chicos y lo pasamos muy bien. Lo peor es que echo de menos a mi chica si no puede venirse con nosotros. Soy un tipo muy tierno en todo lo que se refiere a ella y me pongo triste cuando no la tengo cerca.

¿Has aprendido algunas palabras en otros idiomas para hablar con el público que va a verte por Europa?
En realidad no soy muy diferente de cualquier turista británico, tengo unas capacidades terribles por lo que respecta a los idiomas.

¿Tienes algún truco especial para romper el hielo con el público de otros países?
Lo único que hago es intentar tocar lo mejor posible. Creo que, cuando existe la barrera del idioma, es la música la que puede unir o acercar a las personas.

¿La gente canta en los conciertos de Yellow Days?
Pues la verdad es que hemos tenido a gente cantando estribillos en los últimos conciertos, lo cual me parece una locura. Nunca lo había imaginado y siempre que ocurre es una sorpresa fantástica ver que la gente conecta con las canciones a este nivel. Por supuesto que también hay gente que se mueve, y me parece muy bien que cada uno se tome los conciertos a su manera. Vista la reacción de la gente, creo que Gap In The Clouds es una de las canciones favoritas de todas las personas que vienen a vernos.

¿Cuáles son tus lugares favoritos para actuar?
En realidad no tengo ningún sitio favorito en el que tocar. Diría que lo que más me gusta es actuar en ciudades en las que no hemos estado antes.

Ahora me gustaría que nos recordases el mejor y el peor concierto de Yellow Days.
El peor fue hace aproximadamente un año, en un festival llamado Blissfields en Winchester, Inglaterra. Solamente habíamos dado unos pocos conciertos antes y nos había dado un excelente horario en un escenario decente para dónde estábamos. Era un festival pequeño y actuaban dos grandes nombres, Loyle Carner, que nos vio en el backstage y debió preguntarse quiénes éramos, y Dizsee Rascal, quien actuaba a la misma hora que nosotros. Obviamente, todo él mundo fue a verle a él, con lo que cuando salimos a tocar teníamos unas veinte personas delante. Encima tocamos muy mal. No fue un buen día, pero puedo asegurarte que desde entonces no hemos tenido ni una mala noche. El mejor probablemente fue el que dimos en The Great Escape en Brighton. Era una sala al final del muelle que estaba bastante bien y la gente disfrutó mucho con nosotros.

¿Has estado alguna vez en Barcelona?¿Estás contento con la actuación en el Primavera Club?
Nunca antes he estado en Barcelona, pero sí en otros lugares de España. Será algo precioso y espero que sea una noche fantástica en la que, además, tocaremos algunos temas nuevos.