El septeto australiano King Gizzard & The Lizard Wizard ha sacado este año un pepino volador llamado “Nonagon Infinity” (Heavenly/Pias, 16). Nueve trallazos de neon-punk que no sólo se empalman perfectamente entre sí, sino que están diseñados en su conjunto para ser escuchados en bucle infinito. La espera ha sido más que justificada. Hablamos con Stu para que nos destape los entresijos de este nuevo trabajo que les ha llevado hasta la portada de nuestro número de junio.

También Los Chikos Del Maíz han vuelto de forma incendiaria a la escena musical, esta vez con “Trap Mirror” (BOA, 16), un EP que anuncia un parón en su carrera. En la revista encontraréis una versión reducida de la entrevista que publicamos en www.mondosonoro.com a propósito del disco y de muchas cosas más.

Otro que nos ha soprendido muy gratamente ha sido Michael Kiwanuka y más tras la publicación de  “Love & Hate” (Universal, 16), un disco elegante y que nos muestra caras distintas de su talento. Este mes además, podremos verle tocando en el madrileño Mad Cool.

Por otro lado un incombustoble como Muchachito nunca desaparece, siempre anda girando. Aunque lo cierto es que desde “La maqueta” (15), experimento que sirvió para edificar este “El jiro” (El orfanato eléctrico, 16), no le teníamos tan activo. Su nuevo largo, vestido de flamenco, blues o funk, es gasolina para los tiempos que corren. Nos lo cuenta  desde su Barcelona, la actual y la pasada.

Eso en lo que concierne a nuestras entrevistas más extensas, pero en este número de junio también te encontrarás con otros protagonistas como: Moderat, Rufus Wainwright, Garbage, Fuel Fandango, Nunatak, Jean Michel Jarre, Andrew Bird y Parquet Courts, además de nuestras secciones habituales como un “No Confidencial” dedicado a Natos y Waor y un Óscar Delafe que nos cuenta cuales han sido los conciertos más importantes de su vida.

Como todos los meses ya puedes consultar la versión digitalizada de la revista en este mismo link, y disfrutar de esta playlist con todos los contenidos del mes que hemos preparado, como siempre, con todo el cariño que os merecéis.