El dúo bilbaíno formado por Iskandar Rementeria (voces, syntes, guitarra y programaciones) y David “Deibol” Rodríguez (baterías eléctricas y acústicas), presenta su primer largo “The Long Tomorrow” (Winehouse Records) un año después de su anterior EP “Runaways”.

“The Long Tomorrow” es una de las primeras historias cyberpunk que se escribió. ¿Crees que vuestro sonido es la banda sonora de ese futuro distópico del post-apocalypsis económico mundial? 
La referencia al cómic no es tan directa, se trata más bien de una apropiación del título, aunque efectivamente pueda respirarse en el disco algo del aire anticipatorio y distópico de alguna ciencia-ficción. Nos gustaba el nombre al lado del título: “unclose the long tomorrow”, es como una invitación a rebelarse contra un modo de experimentar el tiempo hoy que nos parece paradójico: por un lado parece que no podemos vislumbrar ningún futuro al vivir en una especie de presente continuo, pero al mismo tiempo resulta complicado vivir verdaderamente un presente plagado de deseos a futuro… Quizá los paisajes distópicos a los que refiere este disco no se encuentren en un futuro imaginado, sino en nuestro interior.

Los protagonistas de ese género suelen ser lobos solitarios alienados o marginados que viven en los márgenes de una sociedad cuya estructura se ha visto modificada por el acelerado avance tecnológico, la lucha por el control de la enorme nube de información digital y la modificación invasiva del cuerpo humano. ¿Os véis así? ¿Sois los nuevos románticos que volvéis a algo tan primigenio como el ritmo y el aullido para escapar y/o reflejar ese futuro distópico que ya llegó?
Es cierto que algunos de los personajes que recorren el disco podrían interpretarse como esos protagonistas, pero realmente no son una representación de nosotros mismos sino la proyección de ciertos peligros de nuestro tiempo. La relación de lo que hacemos con la ciencia-ficción no está en la temática, sino más bien en su carácter de anticipación, de mirada a un tiempo o lugar que aparentemente no nos corresponde pero que dice más de nosotros que la realidad en la que vivimos. En cualquier caso, nuestra música no es sintomática, no es únicamente un reflejo, sino el resultado de un proceso en el cual buscamos cambiar.

“Neuromancer” es la novela del escritor ciberpunk William Gibson, al que le salieron tantos imitadores que se les empezó a llamar los newromantics en la escena de la ciencia ficción, y también a modo de puya al asociarles con la escena musical del mismo nombre en boga en ese momento. Visage, Duran Duran, Spandau Ballet, A Flock of Seagulls, Ultravox, Japan… Ahora que estos grupos no son tan denostados ¿Los reconocéis como influencias o su legado como pioneros del uso de los sintetizadores y del desarrollo del synth-pop os ha llegado a través de otras fuentes? ¿Qué otras tenéis? ¿hay algo qué estáis escuchando ahora mismo que os haya influido en este disco especialmente?
En nuestro caso quizá habría que dar un paso más atrás hasta llegar a las influencias de los new romantics: por ejemplo David Bowie, por un lado, y Kraftwerk por otro. Además, en la música que hacemos hay trazas de after-punk que nos alejarían mucho de los new romantics. De todos modos, es interesante la actitud casi experimental de los inicios de aquellas bandas que se acercaban a los sintetizadores, distinta de la deriva posterior como parte del fenómeno synth-pop. Esto no significa que no disfrutemos y que nos hayan influenciado temazos hechos por el synth-pop y alguno de los new romantics, aunque lo cierto es que con la mayoría de estas bandas no nos identificamos en absoluto.

“Quizá los paisajes distópicos a los que refiere este disco no se encuentran en un futuro imaginado, sino en nuestro interior”

Hacemos música de nuestro tiempo, más allá de estilos o corrientes. Nos pueden interesar bandas que integran en directo la electrónica con la energía eléctrica como LCD Soundsystem, Death in Vegas o Suuns, grupos estrictamente electrónicos como Moderat, The Knife o Matthew Dear, pero igualmente en este disco hay influencias de bandas sonoras del cine, como por ejemplo Morricone o Badalamenti.

A pesar del carácter sintético del sonido las composiciones tienen un trabajo melódico muy inspirado y trabajado. ¿Creéis que una canción de Unclose tiene que poder ser tocada con bajo, batería y guitarra y seguir funcionando como canción?
Aunque la electrónica es en la mayoría de las ocasiones un elemento de composición y tiene un papel fundamental, solemos incluir la sonoridad de instrumentos acústicos y eléctricos tanto en el disco como en el directo porque aportan una energía y expresividad “humana” que los sintetizadores no son capaces de ofrecer. En cualquier caso, el lugar que ocupa la voz y los recursos armónicos de nuestras canciones pueden ser interpretados con otros instrumentos y seguir funcionando. De hecho es algo que hacemos para algunas entrevistas en formato mini, donde Deibol va con una pequeña caja de ritmos y yo con un sonido de piano eléctrico tipo Rhodes y la voz.

Ahora Unclose sois dos aunque Ekaitz Hernández sigue colaborando con el grupo. ¿es correcto?¿En directo presentará el disco? ¿Vais a seguir actuando en formato trío?
Ekaitz ha formado parte del grupo como parte integrante hasta la fecha, pero nuestros caminos se han separado. A partir de ahora tocaremos en directo como dúo o como trío, pero en este caso con otra persona que nos acompañará con sintetizadores en lugar del bajo.

También colabora con vosotros para el arte visual Ainara Ipiña, ¿le dais mucha importancia a la presentación de vuestro producto? ¿Va a haber edición física del disco? ¿Algún vídeo?
Ainara forma parte del proyecto desde sus comienzos y siempre ha conseguido llevar a cabo un trabajo muy especial. El caso del EP es una edición limitada con un diseño y packaging que, nosotros al menos, no habíamos visto nunca. Y en el caso de “The Long Tomorrow” ha conseguido una imagen muy potente, ha tomado algunos de los elementos que nos caracterizan y los ha reinterpretado a través de la imagen, que es lo realmente interesante: ella ofrece su mirada y nos hace ver algo nuevo. Además se encarga de las fotografías, de la web, y acaba de dirigir un video del primer tema del disco, “Rising”, que esperamos poder presentar en octubre.

Habrá edición física del disco a la venta en los conciertos, y quizá en algún punto de venta aunque de momento nada confirmado.

¿Crees que vuestro sonido en directo debe ser fiel al del disco o son experiencias y dinámicas distintas?  ¿Cuándo podremos disfrutar del disco en directo?
No creemos que haya reglas al respecto; depende mucho de la situación en la que estés. Nosotros ahora estamos tan contentos con el sonido que hemos conseguido en el disco que nos apetece reflejarlo en directo. Hemos trabajado con José Lastra desde el comienzo de Unclose (ha grabado, mezclado y producido tanto el EP como el LP) y nos ha dado las claves técnicas para poder llevarlo a directo. Esto no significa que en un futuro quizá le demos una vuelta a las canciones y las adaptemos de otro modo.

En estos momentos trabajamos con una nueva empresa de management, Born to bingo, y tenemos dos fechas en escenarios muy interesantes: el 7 de octubre en la “electronic gaua” del Donostikluba, en Gasteszena de Egia (Donosti) y el 28 de octubre en el Jazpana Fest de Beasain. A comienzos de diciembre tocaremos también en Bilbao, pero aún está por confirmar.