Stuart Braithwaite y Dominic Aitchison afirman que lo que distingue al nuevo disco de Mogwai es el ritmo, la sencillez y, atención, el optimismo. Hablando de quien hablamos, igual se pasan un poco con los adjetivos, pero lo cierto es que “Hardcore Will Never Die, But You Will”, su séptimo álbum de estudio, seduce enseguida y suena fenomenal.

Con “Hardcore Will Never Die, But You Will”, es la primera vez, nos cuentan Braithwaite y Aitchison, que el grupo afrontó la grabación de un disco a distancia, con sus miembros viviendo en lugares distintos. Ese es un cambio con respecto a los anteriores trabajos de Mogwai. “No era fácil comunicarse. Nos comunicamos con demos, cada uno fue trabajando por su cuenta, hasta que nos reunimos a tocar”, cuenta Braithwaite. “No teníamos ninguna idea fija sobre lo que queríamos, no solemos discutir mucho en ese sentido, aunque es cierto que algunos coincidimos en que el disco tenía que ser… un poco más rápido”. “Es también un poco más sencillo y más optimista”, añade Aitchison. “Después de un año girando con ‘The Hawk Is Howling’, con canciones muy lentas y canciones antiguas, estábamos un poco cansados”.
Nada mejor que “Burning”, la película de Vincent Moon rodada en Williamsburg, Nueva York, en 2009, para recordar lo que “The Hawk Is Howling” contenía: pausa e hipnosis, dos armas clásicas en Mogwai. (Braithwaite) “Las canciones de ‘The Hawk’ se escribieron como para una banda sonora. El nuevo es rock más directo. Todas las canciones esta vez las escribimos específicamente para el álbum. Grabamos veintiuna y acabamos con diecisiete bien montadas. Eso nos permitió elegir mejor qué tipo de disco queríamos”. Y el disco que han elegido, efectivamente, es más directo, sin pasarse, pero lo es. Es seguro que el hecho de estar separados y la urgencia de juntarse y probar todas esas demos haya acabado influyendo en un largo en el que no se pierde un segundo desde las primeras notas de la seductora “White Noise”. (Braithwaite) “Es verdad que escribir el disco fue diferente a otras veces porque vivimos separados, ensayamos bastante menos, pero el proceso general del disco no fue tan distinto a otras ocasiones. Además, creo que dedicamos más tiempo a cada canción y gastamos el tiempo de una manera más productiva”. (Aitchison) “Hubo que trabajar bastante más en el estudio esta vez, lógicamente, pero espero que la gente no note que el disco se gestó por separado (risas)”.
En el álbum anterior se incluyó una canción de arranque casi metal, “BatCat”, con una guitarra agresiva y muy inflamable. Barry Burns contó entonces que posiblemente en próximos trabajos veríamos algo de eso. No sabemos si hubo premeditación para hacer “San Pedro”, pero sí sabemos que con el debido volumen es sin duda una pieza ya clásica de rock instrumental, un golpe seco que tiene posiblemente sus mejores guitarras en tiempo. (Aitchison) “Al principio nos sonó algo caótica, pero sabíamos que no podía fallar y que acabaría en el disco”.
Durante la charla apenas mencionan el hecho de que Paul Savage haya producido “Hardcore…”, años después de su participación en su debut, “Mogwai Young Team”. Recuperan también la colaboración del sexto hombre, Luke Sutherland, que tocó en casi la mitad del disco y grabo algunas voces, de nuevo llenas de sentido musical. (Aitchison) “Las únicas letras que hay en el disco son instrucciones en alemán de un aparato para el equipo que acabábamos de comprar. Buscamos el sonido de la voz en sí mismo y su melodía, ya sabes”. También encontramos menos piano, uno de los principales aliados de Mogwai en muchos momentos, y quisimos saber por qué. (Braithwaite) “Barry trajo nuevos sintetizadores, nuevo software para conseguir algunos sonidos nuevos y estaba muy contento, así que esta vez fue así”.
Por otro lado, este nuevo año trae algunas otras novedades para Mogwai. De entrada, Sup Pop se encarga de la edición del disco en Estados Unidos, “sin razones dramáticas, sólo por cambiar”, según Braithwaite. Parece que el grupo escocés se centrará en la gira, sin otros proyectos en los que distraerse. (El fotógrafo que eligieron para la portada del disco, Antony Crook, les pidió vestir su nuevo corto sobre James Bowthorphe, el ciclista que ha batido el récord mundial al dar la vuelta al mundo en ciento setenta y seis días, con “How To Be A Werewolf”, otra de las nuevas canciones del disco. No descartemos que les pida más cosas). Así que puestos a pensar en la gira que comienza por Europa, Mogwai apuntan novedades, aunque sin llegar a extremos como prometer conciertos de tres horas, tal y como ha hecho Dave Grohl con Foo Fighters. (Braithwaite) “¡Qué tortura!… llevaremos una pantalla de cine, será divertido, pero no tocaremos tres horas, ¡menuda tortura! Dos horas de Mogwai ya son demasiado, ¿no?”. Muchos ya tienen en la agenda anotada la cita de Barcelona. “El del Primavera Sound creo que será nuestro primer concierto al aire libre de la temporada. Llevaremos unas luces impactantes, supongo que tocaremos a media noche. De día no sería lo mismo” Sin duda que no.