Directos, nihilistas y viscerales son algunos de los adjetivos que se suelen usar a la hora de hablar de Tijuana Bibles, uno de los pocos grupos con potencia que se han atrevido a salir de Escocia en estos últimos años. Lo demuestran discos como los epés “River Wild” o “Ghost Dance Movement”.

Estos elogios no hacen justicia a un grupo nacido en las afueras de Glasgow que ofrece un rock de aires rugosos, empapados de bourbon barato y a olor de gasolinera. Pero todavía falta que se les descubra en países como España. Por ello nos sentamos a charlar con Tony Costello, cantante de la banda, y con su hermano Daniel, guitarra del grupo. Con ellos hablaremos sobre su inminente gira española que les llevará a Donostia (Kutxa Kultur Festival, 15 septiembre), Oviedo (San Mateo-Plaza de Feijoo, 16 septiembre), Madrid (19 septiembre, Costello) y Valencia (20 septiembre, El Loco Club).

A principios de este año, el grupo se encerró en un remoto estudio en las Highlands de Escocia. De ahí han salido nuevas canciones, como su musculoso single “Pariah”. (Tony) “Salir fuera de la ciudad nos vino de maravilla porque así podíamos enfocar todos nuestros esfuerzos a darlo todo para conseguir sonar como queríamos sonar. Queríamos sonar agresivos y sólidos. La verdad es que lo que hemos buscado era dejar nuestro sonido lo máximo de desnudo posible, que sonase a cuatro chicos dándolo todo desde el corazón en una pequeña habitación”.

Según ellos, no hubo mejor manera de estrenar su nuevo material que apostar por tocar dos noches consecutivas en la mítica sala King Tuts de Glasgow, un lugar pequeño y con el público muy cerca del escenario. (Tony) “Necesitas cojones para hacer esto en Glasgow. Anunciar dos fechas cuando se suele anunciar solo una. Pero nos ponernos siempre al límite. Aunque suene a cliché, nosotros queremos tocar para el mayor número de gente posible. Si alguien nos ofrece un estadio como Wembley mañana, lo haríamos sin dudarlo. Pero si nos ofrecen tocar en el salón de una casa, también queremos hacerlo”. Podría sonar estúpido en boca de otros, pero no en su caso. Sirva una anécdota como ejemplo. (Daniel) “Una vez nos escribió un chico joven que no podía ir a un festival en el que tocábamos porque tenía solamente quince años o algo así. Nos envió un correo electrónico en plan ‘es mi cumpleaños y soy fan vuestro, ¿podríais enviarme alguna cosa? Lo que hicimos fue ponernos en contacto con su madre y nos presentamos delante de su casa el día de su cumpleaños para tocar allí. Tendrías que haber visto su cara cuando nos abrió la puerta. Tocamos cuatro o cinco temas en acústico. Fue muy divertido ver a sus amigos mirarnos con caras de ‘whoah, mira, una estrella de rock’ (risas). Ah, eso sí, su madre nos preparó una buena comilona”.

Al margen de las casas de sus fans, desde 2012 Tijuana Bibles acumulan también muchos kilómetros de gira fuera del Reino Unido. Y eso es algo que el grupo se toma muy en serio. (Tony) “Nos chifla ir a lugares como Estonia o Letonia y encontrarnos con gente que canta tus canciones. Todavía estoy perplejo, sinceramente. Ahora con Internet, todos tenemos la oportunidad de funcionar más allá. Básicamente para nosotros significa poder ir a esos lugares y ver que hay gente interesada en nuestra música. No quiero que suene excesivamente romántico, ¿por qué razón sino estamos en una banda?”. (Daniel) “Si hay gente en España o en el lugar que sea que escucha nuestra música, tienes que meterte en una furgoneta e irte hacia allí para aprovechar. Cualquier tipo de música grabada es en cierto sentido unidimensional, así que cuando tú vas eres la encarnación física de lo que escuchan. Tienes que ir allí y dejar huella. Vivimos para ello”.

Cambiando de tema, Tijuana Bibles no temen meterse en política en sus canciones, algo que también se constata en su video más reciente para “Pariah”, en el que aparece un tipo vestido de Trump sujetando fajos de dólares. (Tony) “Lo que nos preocupa es el efecto humano de la política a escala mundial, algo que está muy jodido ahora. Estamos escribiendo canciones que son, básicamente, un reflejo de todo lo que está pasando a nuestro alrededor”. (Daniel) “Hay una energía en lo que hacemos, como si fuera una patada contra algo, algo que nos empuja contra ello y que nos mantiene siempre listos”.

En septiembre llegan a España, así que habrá que verles en directo para disfrutarles en condiciones. (Daniel) “No somos el tipo de grupo sobre el que la gente piensa ‘están bien’. Atraemos a las dos caras de la moneda: gente a la que realmente les encantamos y gente que nos odia. Y no lo queremos de otra forma, porque siempre preferiré a alguien que nos odie a alguien que se muestre indifente. Por lo menos sabemos que les afectamos”. (Tony) “Queremos hacer temblar a la gente en los conciertos. Y si no te gusta, pues jódete”. Mas claro no podía ser.