El pasado mes de febrero, The Last 3 Lines publicaban nuevo disco. Portals (Aloud, 17) demuestra que, en estudio, siguen en plena forma. Ahora hará falta verles en directo en Madrid (29 abril, Moby Dick) o en Barcelona junto a Muñeco (La [2] de Apolo, 5 de mayo) dentro del ciclo CurtCircuit, para que recordemos que también cuentan con un excelente directo.

Vuestro sonido ha cambiado mucho desde You Are A Deep Forest (08) hasta el recién lanzado Portals. ¿Cómo habéis llevado a cabo esta constante metamorfosis?

(Xavi) Es algo que va saliendo solo. No nos atamos a ningún referente en especial. Buscar es encontrarse a uno mismo. Evolucionas porque te vas buscando, tal y como ocurre en otras disciplinas artísticas.

(Dani) Antes de Visions From Oniria (11) nos grababa otra gente y por consiguiente componíamos en función de un “timing” concreto, cosa que nos frustraba porque nos encontrábamos muy limitados a la hora de componer. Sin embargo, a partir de ese disco, hubo un giro. Nos grabamos nosotros y eso nos permite tomarnos nuestro tiempo para que el sonido fluya.

(Raúl) Visions From Oniria es el trabajo con el que empezamos a sonar a lo que somos ahora.

(Dani) Escuchamos más o menos la misma música, y eso ayuda también a seguir unas líneas generales. Además hemos logrado fusionar lo que hacíamos más eléctrico con el rollo acústico, que también nos mola mucho, y estamos muy contentos con ello.

Con un sonido que ha ido mutando y con un estilo que se aleja de lo mainstream, ¿os resulta complicado cerrar conciertos o llegar al público?

(Raúl) Buscar un bolo no es problema. Hablar con el local, alquilarlo… son puros trámites. El problema es conseguir que la gente escuche tu música.

(Dani) Cuando empezamos era más fácil llegar al público con las redes sociales. Antes todo tenía más repercusión. Hoy en día es imposible. O pagas o nada, y desde que cambiaron el algoritmo de Facebook todavía peor. Hoy en día necesitas a alguien que tenga contacto con la prensa y con diversos medios para la promoción, si no estás fuera del circuito. En este punto en el que estamos y tras llevar largo tiempo componiendo y fuera del ruedo, es como volver a empezar de cero.

(Xavi) Es duro tener una banda y conseguir que la gente te siga.

(Raúl) Todos tenemos alrededor de cuarenta años y nos veo como supervivientes. Hemos visto a mucha gente caer por el camino. Seguir manteniendo la pasión y tener ganas de pelearte en el trabajo… para eso tienes que estar muy dispuesto a hacer un sacrificio para mantener la pasión.

(Dani) También es cierto que llevamos tocando desde los quince años y, aunque las cosas estén muy complicadas, nos costaría mucho dejarlo después de tanto tiempo. Yo al menos me deprimiría. Esto es parte de nuestra vida y todo lo vivido hasta ahora nos hace seguir manteniendo el espíritu.

(Xavi) Cuando teloneamos a Placebo, por ejemplo, fue increíble. El Sant Jordi Club estaba lleno y, aunque la gente no nos conociera, todo el mundo se entregó al cien por cien. Estas cosas te hacen no tirar la toalla y querer seguir con la banda aunque las cosas no marchen sobre ruedas.

Sant Jordi Club, Primavera Sound, Midem, infinidad de salas… habéis tocado en muchos sitios a lo largo de estos diez años. ¿Dónde os gustaría seguir tocando?

(Uri) Marco todas las casillas.

(Raúl) En salas de grandes ciudades, panorama internacional…

(Dani) Montar una gira de locales por tu cuenta es complicado. Tienes que tocar dos o tres veces en un sitio para que la gente te conozca. Es una inversión de tiempo y dinero que ahora mismo no estamos dispuestos a hacer. Sin embargo, estamos muy interesados en montar cosas más puntuales y bien organizadas. También esperamos entrar en el ciclo de festivales del año que viene, porque ya es tarde para entrar en este, así que es una lucha constante. Te tienes que preguntar a quién tengo que invitar a cañas para que me deje tocar… Después de diez años, y así estamos.

Entonces, ¿cómo veis vosotros en primera persona el panorama de la industria musical española?

(Xavi) Ahora, con un par de temas en el bolsillo, te pones en Youtube y ya lo tienes. Con dos temas te llaman para un festival y luego ya si eso compones el disco entero. Nos tenemos que acostumbrar a este cambio.

(Dani) Nosotros trabajamos más a la antigua. Primero hacemos el disco entero, pero no estamos en la movida youtuber y todo eso. Anclados no, pero sí que nos gusta la manera de hacer las cosas de toda la vida. El hecho de “somos un grupo porque tenemos un disco”.

(Xavi) Los músicos vivimos nuestra propia realidad subjetiva. Somos el residuo que consume habitualmente, pero sí que es cierto que el panorama está hecho un desastre.

(Jose) La manera de consumir ha cambiado también. La gente consume canciones y parece que no tiene paciencia para escuchar un álbum entero.

(Dani) En pequeños circuitos como el instrumental o el rock más retro se siguen vendiendo discos y vinilos, porque la gente se para a escucharlos e incluso los colecciona.

¿Cómo distribuís vuestro material?

(Dani) Principalmente en Spotify, Bandcamp y redes sociales.

(Raúl) También en los conciertos. Allí se venden discos y demás objetos de merchandising, y la verdad es que es bastante clave para ir financiándote las giras.

(Dani) Exacto. Los CD’s y los vinilos se venden mayormente en los directos. Nuestro rollo no tiene un circuito muy abierto, así que es bastante clave llevar tus discos a los conciertos, porque allí es donde está el público.

¿Os cuesta más moveros al no tener un estilo muy concreto o al evitar algunas etiquetas?

(Dani) Hay gente a la que le gusta la banda y nos pregunta cosas como “¿pero esto qué hacéis cómo se llama?”.

(Dani) Para definirnos, nosotros hemos juntado varias etiquetas que pasan por el folk, la psicodelia, el rock progresivo… pero porque estamos obligados a ello. Las plataformas digitales, por ejemplo, te obligan a ponerte etiquetas.

(Xavi) Hay bandas que hacen su música según una etiqueta, lo cual hace que todo se oriente más a ser un producto. Nosotros hacemos la música que nos mola y luego ya le pondrán un nombre a lo que hacemos. A veces a la gente le gusta o no una cosa no por la etiqueta, sino porque simplemente le mola. Parece que eso se está perdiendo, y es una pena.

Ahora que Portals lleva más de un mes editado, ¿qué hoja de ruta u objetivos os habéis marcado?

(Dani) El principal objetivo era hacer un álbum que nos gustara a todos, y eso lo hemos cumplido con creces. Ahora es hora de tocar y tocar. Nos encantaría estar en festivales y demás, pero veremos qué ocurre.

(Raúl) Ahora estamos viviendo una circunstancia especial ya que Marco, nuestro batería y el que ha estado en Portals, se ha tenido que ir fuera por un tiempo no definido. Por ello el dilema era si hacer acústicos o buscar a alguien para seguir a tope con los directos…

(Dani) Por ello contactamos con Uri, que fue miembro de Exxasens, banda a la que yo mismo grabé.

(Uri) Llevo ensayando con la banda desde febrero. Ya nos conocíamos y me moló mucho el disco, así que dejé de ensayar con todas las bandas y me centré en The Last 3 Lines a muerte. No ha sido nada fácil integrarme, pero esto ha molado porque quise que esto fuera un reto. Soy una persona que se apunta a un bombardeo, pero tiene que ser cada vez mas duro. La clave está en ensayar y ensayar hasta hablar el mismo idioma que el resto del grupo. Lo bueno es que no calco el disco tal cual, sino que me han dado cierta libertad para aportar también mi estilo a su música.

Es hora de presentar estos nuevos cambios sobre el escenario…

(Dani) El 29 de abril tocamos en la sala Moby Dick de Madrid y el 5 de mayo jugamos en casa, en La [2] de Apolo. El 28 de abril estaremos en acústico en Girona, y todavía estamos cerrando cosas por España. Sergio de Aloud nos ayuda, pero principalmente lo hacemos todo nosotros. Nos cuesta porque somos músicos y lo nuestro es hacer música y punto. Por eso la parte más administrativa de conseguir salas y fechas nos cuesta más.

¿Que podemos esperar del bolo en casa después de un tiempo sin tocar y con nuevo material bajo el brazo?

(Xavi) Bueno, lo primero mencionar que, antes de que saliera el disco, hicimos un concierto de preestreno en la sala BeGood y fue increíble. Hicimos sold out y vino mucha gente que no conocíamos. Fue brutal.

(Dani) Esperamos que el concierto del Apolo sea igual de especial. Sabemos que hay gente a la que le molan más los discos anteriores, sin embargo muchos de esos temas ya no los tocamos y buscamos tocar canciones que llenen más. Por ejemplo, antes siempre tocábamos Fishtank, que era un tema que gustaba mucho por el clip que tiene, sin embargo ya no la tocamos. Y lo mismo con otros “clásicos”. Tocaremos Portals a piñón, recuperando, por ejemplo, algún que otro tema acústico del Ep Leafless (13).