Como The Excitements tienen fama de funcionar como un reloj en directo, la mejor manera de comprobarlo es grabando un documento en vivo que quede para la posterioridad. Y lo harán en Barcelona, en un emplazamiento especial como la Sala Apolo y dentro de la programación del 49 Festival Internacional de Jazz de Barcelona (13 y 14 de diciembre). En esta entrevista Adrià Gual nos explica el porqué de esta decisión, alguna anécdota jugosa y los pormenores específicos de este proyecto.

Lleváis ocho años girando, tres discos publicados. ¿Por qué creéis que este es el momento propicio para publicar un disco en directo?
Queremos que quede constancia de cómo son nuestros directos, por eso lo hacemos y por eso también un DVD. Nos dicen que es en directo donde sacamos lo mejor de nosotros mismos, la energía, no solo musicalmente, también del lado visual. Y lo hacemos también por nosotros mismos, nos gustaría ver un concierto nuestro y comprobar si lo que dicen es cierto.

Elegís Barcelona, y concretamente la Sala Apolo. ¿Por qué Apolo? ¿Qué tiene de especial para vosotros esta sala?
Es sin duda nuestra sala favorita de Barcelona, junto con La Paloma, que esperamos que vuelva a abrir en breve. Es un lugar muy bonito que suena de maravilla, donde hemos visto a infinidad de bandas que nos gustan y en la que nos hemos emborrachado muy a gusto.

Lo grabaréis durante dos noches, ¿serán conciertos distintos entre sí? ¿O simplemente cogeréis lo que más os guste de cada uno de ellos?
No, será el mismo concierto, exactamente igual, lo hacemos simplemente por si hay algún problema el primer día poder subsanarlo al día siguiente. Es una práctica bastante habitual.

¿Cómo ha sido la evolución de la banda en esta última gira? Habéis cogido mucha experiencia, y habéis tocado mucho en el extranjero. ¿Creéis que es positivo el hecho de tocar en otros países y para gente con culturas diferentes?
Si claro, ir fuera siempre está bien, cuantos más lugares visites, más gente te podrá venir a ver, y más cosas distintas vas a ver tú. Hemos ido a sitios que si no vas a tocar no irías. Es una suerte, es parte de lo positivo de dedicarse a esto, si tienes un mínimo de inquietud es el trabajo perfecto.

Trabajará con vosotros como productor Jim Diamond, ¿cómo contactasteis con él? ¿Qué supone esto para vosotros?
Le mandamos un mail, tal cual. Para nosotros era importante contar con él para el directo, suponía un paso adelante, admiramos su trayectoria personal y a muchas de las bandas que ha producido. Su estudio en Detroit, Ghetto Recorders, ya es parte de la historia de la música americana, y el hecho de que esté viviendo entre Estados Unidos y Montpellier facilitaba mucho las cosas. Precisamente, nos vino a ver a Montpellier y le encantó la idea de trabajar con nosotros. Así que nos embarcamos todos en esto y estamos antes de grabar, deseosos de escuchar el resultado.

En vuestro caso, sobre todo al principio, se generó mucho el boca-oreja. Siempre se destaca de The Excitements los directos, ¿creéis que al final dónde está la verdadera esencia de un grupo es en el directo?
Desde luego, como comentaba antes, dicen que es nuestro fuerte. Al final en los directos es donde se te ve el culo, o entretienes a la gente o no vienen más.

Y ahora que cuesta más vender discos, todavía cobra más importancia el directo, ¿no? Es el modo para sobrevivir en este negocio.
Es la única manera, en este sentido hemos vuelto a la época pre-brit invasion, o tocas todo el año o te buscas otro curro, no queda otra.

Para esta grabación habrá invitados, sorpresas… ¿algo que podáis avanzar o contar?
Enma Fernandez estará con nosotros al piano y al hammond, ya habíamos trabajado con él en la presentación del segundo disco y creíamos que era perfecto para esta grabación. El diseño de luces de Julien Dufour también es especial para este concierto, seguro que va a molar, el tío es un fenómeno.

E imagino que haréis una edición en vinilo, ¿no? ¿Qué opináis sobre el revival de este formato?
Sí, como siempre. El revival supongo que se debe a que la industria se ha dado cuenta que el timo del CD se ha vuelto en su contra al poderse hacer infinitas copias idénticas y pretenden volver atrás, pero creo que ya es tarde, ya han matado a la gallina de los huevos de oro.

Supongo que durante estos años en los que habéis girado tanto, tendréis un buen número de anécdotas. ¿Alguna en concreto que os apetezca contar?
Quizás el concierto más extraño fue en Madrid en la presentación de unos relojes de lujo, entre los invitados estaban Isabel Preysler, Jaime de Marichalar, Enrique Cerezo o Pepe Oneto. Al segundo tema nos mandaron parar, decían que era gente mayor, que lo nuestro era demasiado energético y que la chica se movía demasiado. Supongo que Koko levantó la pierna, le vieron las bragas y entre el Viagra y la farlopa hubo tres anginas de pecho. Nos pagaron el bolo entero, eso sí, la verdad es que los organizadores del evento eran gente maja.

Y hablando de discos en directo, ¿nos podéis decir cuáles son algunos de vuestros discos favoritos en directo y porqué?
Cuatro clásicos, “Sam Cooke live at Harlem Club”, “James Brown live at the Apollo”, “Elvis Aloha from Hawaii Via Satellite” y “The Wailers live at the Castle”. Los temas son buenos, la energía es brutal y petan de la hostia. Los de jazz y clásica los dejamos para otro día o no acabaríamos nunca.